Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

¿Catalanofobia o hispanofilia?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 12 de febrero de 2007, 10:37 h (CET)
A algunas personas nos gustaría sentir más respeto por ERC. Lo confieso, me gustaría comprobar que su nacionalismo no les priva del sentido común ni su catalanismo les impone hispanofobia. Se puede ser nacionalista y ser lógico, coherente y serio, sin embargo en algunos el resentimiento es tan fuerte que es el valor que prima en ellos, el valor que más fácilmente se les observa, el detalle personal que antes se les observa. Esa permanente amargura, esa animadversión obsesiva les hace caer en el excesivamente poco comentado vicio de la hispanofobia.

Este tipo de nacionalismo tan primitivo pretende identificar a Cataluña con su ideología, y pretenden hacernos creer que se critica a Cataluña si se les critica a ellos. Nos venden que Cataluña y ellos son una misma cosa. Pero, hombre, jamás podrán gentes tan incongruentes como ustedes alcanzar los méritos gloriosos que lleva acumulados Cataluña en tantos siglos de Historia. Lo de Cataluña es Historia, lo de ustedes son historietas, no nos mareen más tratando de hacernos comulgar con ruedas de molino. Mi amiga Vicenteta, que dirige con la máxima dignidad un quiosco de prensa en las Ramblas, es también catalana, tanto como ustedes aunque no sea militante de ERC, y es una persona profundamente honrada, cabal y gran trabajadora. Pero ella no es Cataluña, a pesar de que tiene muchas y muy notables virtudes.

Dice ERC que la firma de prendas deportivas Kelme es catalanófoba por dejar de pagar a Oleguer, esa prenda de muchachito, deseo de toda jovencita en edad de merecer, que lamenta que De Juana se esté suicidando (bueno, en serio, yo también) y acusa al Estado de no dejarle hacer su voluntad. Joé, con lo que nos cuesta cada día de tan lento suicidio este.

Bueno, no sé si le acusa de no dejarle hacer su voluntad o de que se está muriendo, que es algo lógico que le suele pasar a todo el que se quiere suicidar. El caso es que acusa al Estado. Con lo que daría yo por haberle oído lamentos semejantes por cada una de las 25 víctimas llenas de vida y de ganas de vivir del suicida.

Y después de soltar todo lo que ha soltado por esa boquita linda ¿querían que los españoles le aplaudiésemos? Hombre, tontos seremos; opresores de la inmarcesible libertad de Cataluña a lo peor también; pero, joé, ¿también quieren que seamos masoquistas? Digo yo que algo tendremos que hacer cuando se nos acusa de ser tan malísimamente malos como dice el futbolista que se solidariza con el asesino y no con sus 25 víctimas.

Kelme ha hecho muy bien, nos ha dado un ejemplo de claridad de ideas y de rapidez de reflejos. Personalmente esta semana santa me voy a comprar varias prendas de su marca, estoy hecho un mulo a lo Schwarzenegger y no voy a para de hacer deporte día tras día. Con prendas y equipamiento Kelme. Tengo yo para mí que hay que premiar a quien nos da ejemplo de sano patriotismo, que en este puñetero país nuestro se puede ser nacionalista vasco, catalán o gallego y está democráticamente bien visto, es un chollo, algo propio de gente guay, de buen rollito y marchosa. Pero, ay, ser español parece algo retrógrado, antiguo, fascista y troglodita. Yo no digo que ser nacionalista periférico sea criticable, pero entonces, digo yo, tampoco lo será ser nacionalista español, castellano o extremeño...

Lo de Kelme no es catalanofobia, sino hispanofilia. Obviamente.

Noticias relacionadas

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!

Que viene, que viene. El ministro Catalá

Y llegó el ministro Catalá, con Lesmes, al desayuno de Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris