Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Abundio

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 11 de febrero de 2007, 08:51 h (CET)
Cuando en la sesión de control al Gobierno, que tuvo lugar el pasado día 9 en el Congreso de los Diputados, el presunto líder del PP Mariano Rajoy, preguntó, mejor dicho exigió, al presidente del Gobierno que dijera que si tras el atentado de Barajas había habido contactos con ETA y Batasuna y que Zapatero, debía garantizar que nos la iba a haber, cuan lejos estaba Rajoy de pensar que el que le iba a responder era su jefe José María Aznar, por boca del presidente Rodríguez Zapatero, que como respuesta a Rajoy le leyó unas declaraciones de Aznar hechas el 5 de marzo de 2000, casi recién finalizada la tregua que ETA comenzó en 1998, y después de que se hubieran cometido los asesinatos del teniente coronel Rubio y de Fernando Buesa, que a preguntas de los periodistas sobre que pensaba hacer en el futuro, Aznar respondió que intentaría “aprovechar las oportunidades” si ETA volviera a declarar otro alto el fuego. Todos vimos la cara de Rajoy cuando recibió esta respuesta. Daba verdadera lástima.

Pero yo en aquellos momentos, lo escuché en directo, me acordé de Abundio, ya sabe usted, aquel del que se decía que además de ser tonto era obediente y que por ello cuando le decían: “Abundio, pisa la charca, Abundio es obediente, pisa la charca y se mete”. Al pobre Rajoy, entre Aznar, Acebes, Zaplana y ahora Astarloa, le hacen pisar la charca cada dos por tres. Porque se necesita ser como Abundio para repetir una y otras vez la misma pregunta al adversario que como sabe por donde va a salir, tiene ya preparadas sus respuestas.

Se le puede comparar también con “Pichote” pero no lo hago porque lo que se dice sobre “Pichote” rima con este apodo y ello podría desagradar al lector de este comentario. Lo que no se es si esta comparación le puede molestar a Abundio.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris