Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Han mejorado este mundo las obligadas 'Misas'?

José Vicente Cobo
Vida Universal
domingo, 11 de febrero de 2007, 12:48 h (CET)
Hoy en día, incluso muchos científicos ven que este mundo ya no se puede salvar. La naturaleza ya no se deja maltratar por más tiempo por el hombre. Las graves catástrofes naturales, los cambios climáticos, los terremotos, los huracanes, todo eso es un efecto, una consecuencia de lo que el ser humano ha hecho a la Madre Tierra.

Los ciudadanos de los Estados occidentales están muy orgullosos de que el llamado Occidente cristiano haya determinado en gran medida la forma y el carácter de la vida en esta Tierra. ¿En qué consiste esta forma? El supuesto Occidente cristiano ha rendido homenaje al culto idólatra de los sacerdotes, ultrajando de forma bárbara y brutal a los animales, a las plantas y a la Madre Tierra. Esto ha llegado a su fin. La Tierra se rebela.

Quien observa y analiza estas correlaciones, llegará necesariamente a la conclusión y a la certeza de que el mayor delito de este culto pagano consiste en haber ocultado y no enseñado a la gente la unidad entre el ser humano, la naturaleza y los animales, a pesar de que Jesús, el Cristo, hace ya 2000 años vivió y asimismo lo enseñó con Su ejemplo, la paz, el amor y la unidad de todo lo que vive.

Tampoco ha tenido sentido el que, como se ha dicho y aún se sigue diciendo dentro del clero, haya que visitar por lo menos una vez a la semana la llamada santa misa. Muchas, muchísimas personas han ido semana tras semana por lo menos una vez al llamado oficio divino, actualmente las iglesias están cada vez más vacías, pero miremos hacia atrás y preguntemos: ¿de qué han servido las misas y las innumerables oraciones de los creyentes de la Iglesia?

Todo ello ha enriquecido a las Iglesias y ha empobrecido a los fieles, y también, como ya se ha mencionado, ha traído el menosprecio total por todo lo que vive. El ser humano no ha empezado a tomar la responsabilidad por sí mismos ni a dar cuenta de su vida ante las leyes de Dios porque en las Iglesias institucionales simplemente se dice: "La fe por sí sola es suficiente". ¡Pero ella no basta! La prueba está ante nosotros. El mucho orar en las iglesias, las innumerables, incontables misas en el curso de los siglos, ¿han mejorado al mundo?

Noticias relacionadas

Catalunya, el árbol que no deja ver el bosque

El PP, con la Constitución tapa su corrupción

El valor y la valía

Se requieren gentes de valor que perseveren, dispuestos a plantarle corazón a esta escalada de contrariedades que nos dejan sin aliento

De la Constitución de 1812 a la de 1978

Hay que releer las constituciones derogadas antes de reformar la vigente

Turull y Rull

La viñeta de Carla

¡Aprovecha el instante! ¡Aprovecha el día!

Cada ser humano y cada alma es un microcosmos en el macrocosmos universal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris