Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dios es como el conductor de la furgoneta

Juan Escribano Valero
Redacción
domingo, 11 de febrero de 2007, 12:47 h (CET)
Nunca sospeche que a mis 71 años iba a tener el trabajo más gratificante de mi vida, trabajo de abuelo, hace unos días, me ocurrió algo que para mí es tan bonito, que lleno de orgullo no resisto la tentación de contarlo.

La cosa fue como sigue: llevaba a mis nietos al colegio, mi nieto Juan, 6 años, mi nieta Elena 4 años. Elena, es una charlatana incansable y una preguntona, de pronto, cambió el giro de su charla y me preguntó:

- Abuelo, ¿Dios existe? Es que yo no lo veo.

Estaba yo pensando que contestarle cuando en ese momento nos adelanto una furgoneta (yo conduzco despacio) y Juan le dijo

–¿Ves esa furgoneta? ¿A que no ves al conductor? Pues Dios es como el conductor de la furgoneta, existe, aunque no lo veamos, por que todo funciona, además, cuando la abuela estaba mala le pedíamos a Dios que la curara ¿cómo le vamos a pedir cosas si no existe? No somos tontos

Hasta llegar al colegio, hablamos solo de este tema, pero aquí, no me atrevo hacer ningún comentario, solo a decir mi oración preferida, Dios ¿té as fijado que nietos más buenos tenemos? Sigue ayudándonos para que siempre sean así.
Juan Escribano Valero
Noticias relacionadas

España reacciona: PP, PSOE y Ciudadanos, unidos frente al separatismo

Pedro Sánchez se une al pelotón de los buenos

Entretelones de la Boda Real

Para Elizabeth II esta boda debería traer muchos recuerdos y sentimientos encontrados

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris