Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Un poeta entre manteles

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 9 de febrero de 2007, 10:47 h (CET)
La poesía, por difícil y extraño que parezca, está por todas partes. Cuando salimos a la calle cualquier situación nos puede llevar al poema y por ello no es extraño que también entre los manteles de un pequeño restaurante encontremos motivos para unir las palabras necesarias que nos hagan expresar nuestras pequeñas emociones de cada día. Los motivos para escribir esas líneas a las que denominamos versos son muy diversos, a veces los hacemos para conquistar a alguna mujer, en otras ocasiones para ahorrarnos los estipendios del psiquiatra o psicólogo de turno y algunos, como Francisco Mateu, dicen que escriben para ser mejor persona. Pero todos los motivos son buenos si al final aquellos versos tocan el alma de alguien. Tan sólo con eso los que juntamos palabras en forma de poema nos damos por satisfechos.

Esta mañana me han regalado un pequeño tesoro, una plaquette con tan sólo doce versos, uno por cada mes del año. El autor de estos versos, cortos como los que él suele hacer, los suele escribir acodado en la barra de su restaurante mientras los últimos clientes toman la penúltima copa de la noche después de una estupenda cena. Francisco Mateu regenta un pequeño restaurante, Chez Lyon, situado en el centro de Valencia, al lado del Ayuntamiento de la ciudad. En los almuerzos sus mesas suelen ser testigos de los diversos complots políticos que tratan de urdir los concejales del municipio, pero las noches ya son otra cosa. Por las noches el restaurante y su clientela se transforman y al amparo de la luz tenue, un buen vino y los platos que allí sirven los complots pasan a ser complots amorosos.

Hace más de treinta años que conozco el sitio, y como podrán comprender los lectores he almorzado y cenado allí más de una vez. He mantenido conversaciones políticas, cuando creía que este mundo tenía arreglo, pero he cenado más de una vez en sus mesas acompañado de las mujeres a las que he querido. Y desde hace más de veinte años Francisco Mateu siempre ha estado allí, aconsejando un plato u ofreciendo un buen vino para acompañar una cena que se presumía romántica. Antes había estado sirviendo copas en las boites y cabarets que ahora ya han desaparecido de la ciudad, borrando las marcas de los vasos y las huellas que dejaban las malqueridas en la barra con un paño empapado en ginebra. Y en la cabeza, siempre, un poema que se plasmaria en cualquier servilleta.

El fruto de esas horas de espera, entre volutas de humo y alcoholes diversos, está contenido en dos libros y en esta plaquette que ha editado para felicitar el año a sus amigos y clientes. En sus dos anteriores libros “Cita con nadie” y “Chez Lyon blues” la ciudad, la suya y la mía, aparece en cada verso. “Cómo no voy a ser poeta./Cómo voy a dejar de serlo/ si andáis cerca y lo hacéis de esa manera”. Con estos versos encabeza este “Entre 12 meses” que ha nacido con el año. Francisco Mateu, poeta y maitre comenzó a regalar poemas a sus clientes, tal vez así la cuenta se hacía más llevadera, y un buen día un cliente editor le animó para reunirlos en un libro. Hoy sigue escribiendo en esas horas de la madrugada mientras espera el adiós de los clientes rezagados o cuando se queda solo en la barra de la calle En Llop. Precisamente el nombre de la calle titula el poema del mes de Diciembre, el último del libro, “A medida que/ pasan los días/ esta calle/ es más mía/ que de nadie/ porque la tengo/ en la médula atravesada/ y no necesito escrituras”. Esperemos que Mateu siga necesitando escrituras y que siga contándonos esas pequeñas cosas que forman la poesía cotidiana, la del día a día.

Noticias relacionadas

Para las gentes de voluntad no hay ocasos

Necesitamos voluntad de cambio ante la infinidad de desafíos graves que nos circundan por doquier

Helenismo

Una época de incertidumbre y de búsqueda de sentido

Contubernio de Podemos y separatistas. Sánchez va por libre

“No hay ninguna absurdez tan obvia que no pueda ser firmemente plantada en la cabeza de un hombre si simplemente comienza a imponérsela antes de los cinco años de edad, repitiéndola constantemente con un aire de gran solemnidad” A. Schopenhauer

Corte de Magas. Corta de miras

La diputada del PdeCat, Lourdes Ciuró, “obsequió” en el último Pleno con un efusivo corte de mangas al también diputado por Ciudadanos, Toni Cantó

Amigos para siempre

¡A saber cómo vamos a salir de esta!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris