Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Oscar Tuma rechaza campaña contra el pueblo de Arnaldo Samaniego

Samaniego insiste en responsabilizar al ciudadano de su mala gestión, y el diputado Tuma le sale al paso
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
martes, 20 de enero de 2015, 08:05 h (CET)
Dicen algunos historiadores que antes de suicidarse, en su bunker bajo los escombros de Berlín, Hitler habría dicho que si debía perecer, “también que perezca el pueblo alemán, pues no ha sido digno de mí”.

Al parecer, un razonamiento parecido inspira al intendente de Asunción Arnaldo Samaniego, quien se esfuerza en todas sus declaraciones públicas por responsabilizar al ciudadano de su deplorable gestión al frente de la municipalidad capitalina del Paraguay.

Debe decirse a favor de Hitler que ni el 30 de abril de 1945 las calles de Berlín estaban tan deterioradas como las de Asunción hoy día, sin haber sufrido nunca un bombardeo.

El diputado Oscar Tuma ha salido al paso de estas manifestaciones señalando que no se puede culpar al ciudadano por la basura que inunda todos los rincones de la ciudad. “La culpa de todo es exclusiva responsabilidad de las autoridades municipales, quienes no tienen comunicación, no tienen planificación y mucho menos voluntad de hacer bien las cosas, seguramente porque todo este desorden reditúa mucho dinero” señala Tuma en un artículo donde reprocha al intendente la nula planificación que denota su gestión.

“El ciudadano paga sus tributos y las autoridades deben utilizar esos recursos para brindar servicio de calidad al ciudadano” recordó el diputado al Lord Mayor de Asunción.

Otras originales explicaciones de su incompetencia dadas por Samaniego atribuyen al cambio climático y a la voluntad divina de su propia ineptitud y desidia. Al respecto, Tuma señala que “No tenemos que culpar a los demás por la incapacidad de uno, mucho menos a Dios o al clima; porque si esto fuera así, Encarnación tendría que tener nuestros mismos problemas y nos los tiene”.

“No podemos caer en la simpleza de culpar a Dios y al clima por el estado en que se encuentran las calles, donde hoy los baches o mejor dicho cráteres, no sólo terminan rompiendo las cubiertas o amortiguadores de los vehículos, sino acaban tragándose a los mismos, a causa de los mediocres trabajos realizados” agregó.

También recordó al intendente que la mejor manera de sostener en el tiempo el crecimiento ordenado, es con una planificación bien estructurada.

Esa falta de planificación fue el principal pecado que han cometido los que fueron electos para guiar los destinos de Asunción; sobre todo Samaniego, a diferencia de la ciudad de Encarnación que está en pleno proceso de convertirse en la capital turística del Paraguay.

Tuma lamentó que las autoridades municipales (concejales e intendentes) hayan desperdiciado tiempo y sobre todo recursos económicos, estos últimos con seguridad utilizados para cubrir necesidades personales en lugar de ser invertidos en beneficio de toda la comunidad.

“Hoy Asunción parece un campo de batalla, una ciudad abandonada a su suerte, donde proliferan los baches y la basura, siendo la mejor respuesta o justificación a estos dramas “el cambio climático o la responsabilidad de la propia ciudadanía” afirma el legislador.

Ya lo dijo el célebre psiquiatra Thomas Szasz: Dos errores no hacen un acierto, pero posiblemente puedan hacer una buena excusa. Bien hubiera hecho en someter a terapia al actual intendente de Asunción.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cuidado con los que buscan pescar en aguas revueltas

Al socaire de la revolución independentista catalana, la izquierda extrema busca su propio golpe de Estado

La experiencia filosófica

Se entiende por experiencia un modo de conocimiento que se basa en la percepción

Sus adicciones irán con usted después de su muerte

Ningún ser humano sabe cuándo llegará su última hora

Los demonios son más listos que nosotros

Ellos juegan en los dos lados del tablero de nuestros enfrentamientos y consiguen su propósito: que nos odiemos.

Odio a lo español y niños como ‘escudos humanos’

Este que escribe cursó la semana pasada un escrito argumentado a la ONU y a UNICEF la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris