Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Huir de aquí

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 7 de febrero de 2007, 18:00 h (CET)
Sr.Albiac, con seguridad no tengo la inane pretensión de ponerme a su nivel intelectual del que tantas veces ud da pruebas en diversos medios, pero no por eso quiero dejar de manifestarle mi desconcierto y hasta desagrado, si es que le he comprendido bien, por el pesimista y negativo artículo suyo “Huir de aquí” publicado en La Razón (5/02/07).

Quiero interpretar como un desahogo pasajero o un mero cabreo emocional lo que le ha llevado a escribir, ante el panorama actual español, cosas tan chocantes como las siguientes:”Estoy más que cansado de este país de enfermos. De la impecable maldad de sus políticos. De su imbecilidad..No hay patria alguna que adherir a la suela de los zapatos. Tanto mejor. Y huir, es sin duda, más honorable, que dejarse envolver en el colectivo delirio de una sociedad enferma, al borde del suicidio o de la zarracina”.

¿No le parece, señor Albiac, que se ha pasado ud varios pueblos en esta desorbitada y subjetiva apreciación?. Por supuesto que nuestra sociedad está enferma en muchos aspectos, pero me niego a creer que esté al borde del suicidio.

Le creía a ud –máxime después del éxito de la manifestación del sábado-algo más patriota. El huir ante los peligros no es actitud de valientes, sino de cobardes y créame que en esta piel de toro de nuestra querida España, la inmensa mayoría de sus habitantes están por la defensa de los valores de la unidad, de la libertad y del sentido común, que han hecho grande a España a lo largo de los siglos. Con todos los respetos.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris