Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El triángulo de las Bermudas

Rodrigo Gil
Rodrigo Gil
martes, 6 de febrero de 2007, 23:49 h (CET)
¿Qué tendrá el Real Madrid que todo el que pasa por allí últimamente acaba desapareciendo? Presidentes, directores deportivos, entrenadores, jugadores... Hasta un reciente Balón de Oro ha acabado convertido en cenizas, un crack mundial exiliado y dos estrellas en el cuarto de los ratones. Calderón, Mijatovic y Capello han diseñado un triángulo de las Bermudas cuya misteriosa crisis está aún por resolver.

El problema del Madrid es que, día tras día, sigue demostrando que puede tocar más fondo. Esto es lo verdaderamente preocupante en una entidad donde hace falta una cabeza pensante, una sola, que tenga el mínino de sentido común como para planificar, al menos, las próximas 24 horas del club, que no ya las próximas temporadas (sería lo más razonable).

Horas antes del partido ante el Levante en el Bernabéu, Ramón Calderón se las prometía muy felices avisando a sus peñas que estaba legitimado como presidente y que por fin había llegado la tranquilidad al club: aún no había visto a su equipo en el césped. Fabio Capello se encargó de finiquitar el mínimo crédito que le quedaba a este Madrid jóven y peleón pero sin talento y nefasto cara al gol. Pedja Mijatovic, por su parte, no sabe no contesta. Está sufriendo, eso seguro, pero él es el principal responsable de la ¿dirección deportiva? Y aquí nada ha funcionado, nada.

Que Capello diga tras el 0-1 que si los árbitros, que si los postes, que si la mala suerte a estas alturas es para echar a correr. Afirma que sus jugadores no se les puede decir nada cuando él es el único mortal que está gestionando la plantilla más cara del mundo del club que más se ha gastado este verano, y todo para devaluar jugadores, caer en octavos en la Copa, tirar la Liga en febrero y esperar la guillotina de la Champions.

El Bernabéu ha dictado sentencia. La masa social ya pide a gritos dimisiones y no haría ascos a la celebración de unas nuevas elecciones para elegir a un presidente que, al menos, no les mienta. No se trata de volver al esperpento del voto por correo –aunque se ha hecho un daño irreparable a los votantes que con toda la ilusión votaron reglamentariamente a una candidatura-, se trata de que los socios acudan en masa y voten un proyecto mínimamente honesto.

Pasan las semanas y lo de Cassano, Beckham y Ronaldo se ha vuelto en contra de la entidad. Dos problemas enquistados y uno mal cobrado. ¿Cómo estará el Madrid que echaba de menos la vuelta de Guti y Raúl? Dos grandes banderas, por cierto, que tampoco pueden con este muerto made in Capello. Si hubiera que salvar algo de esta temporada es el aire fresco de canteranos como Torres y Nieto, dos descubrimientos que esperemos no acaben cedidos de mala manera o descendidos al Castilla. Lo demás, una pesadilla. La última, Woodgate traspasado ayer. En fin...

Ni fichando a la delantera completa del Barcelona el Madrid podría arreglar una temporada, la cuarta, que se ha ido al limbo. Ya se habla incluso de Del Bosque o de Mourinho como nuevo inquilino. Capello, al lado del portugués errante, es una monja ursulina... Pero da igual, con proyectos nuevos cada seis meses es difícil salir a flote. Todavía no sabemos, a estas alturas, a qué juega el Madrid, qué producto nos quiere vender... Hay que morir con una filosofía, como hacía el Madrid de las remontadas europeas. No se puede recurrir a la heróica contra el Levante y faltando cinco minutos... eso sólo vale ante el Chelsea y en semifinales de la Champions. Espíritu, derroche, magia, presión, corazón, alma (vuelve, Poli Rincón)... ¡que al Madrid le hace falta un ‘maltazo’, vaya!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris