Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Estrategias de cooperación entre Rusia y el mundo islámico

Marianna Belenkaia
Redacción
martes, 6 de febrero de 2007, 21:51 h (CET)
El pasado 2 de febrero finalizó en Estambul la Tercera reunión del Grupo de visión estratégica “Rusia - Mundo Islámico” instituido a iniciativa de la Federación de Rusia.

La delegación de Rusia fue presidida por el presidente de Tatarstán, Mintimer Shaimíev. Mientras que las primeras dos reuniones celebradas en Moscú en marzo de 2006 y luego en agosto de ese mismo año en Kazán podrían calificarse más bien como demostración de intenciones y acto de presentación de Rusia, la reunión de Estambul ha marcado el comienzo de un proceso de transición a la materialización de planes concretos.

Durante la reunión de dos días se aprobaron tres proyectos: la edición de un libro dedicado a la tolerancia, escrito por 15 autores representantes de religiones y culturas diversas, la edición de publicaciones religiosas; la creación de la internet-revista “Rusia - Mundo islámico” y la constitución del comité de adjudicación de premios anuales por los logros alcanzados en materia del diálogo musulmano-cristiano. Además, se decidió fundar el Comité Ejecutivo encargado de controlar la labor del Grupo entre sesiones, coordinar la ejecución de proyectos y fiscalizar el empleo de recursos financieros y ofrecer nuevas ideas. El problema de la sede del Grupo aún se debatirá.

Según manifestó en una entrevista concedida a los medios de comunicación rusos el Doctor Youssef Al Hassan, Director General del Instituto Diplomático del Ministerio de Asuntos Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, es preciso que la labor del Grupo no dependa del cambio de poderes en los países, sea permanente y bien estructurada. Según él, el diálogo debe abarcar diferentes esferas: cultura, política, economía y no sólo la religión; y atañer no sólo a los gobiernos sino a la sociedad cívica.

Pero resulta que cada país tiene su propia visión de los objetivos del Grupo, si bien todos coinciden en que su finalidad radica en fortalecer los vínculos entre Rusia y el mundo islámico. Ambas partes afirman a coro que ello contribuirá a estabilizar la situación en el mundo y en las áreas en que se cruzan los intereses del mundo islámico, de Occidente y Rusia. El problema es cómo lograrlo.

Unos piensan que la misión del Grupo es elaborar una visión común de los problemas básicos de la época actual y proponer recomendaciones para salir de las crisis regionales. Algunos hacen hincapié en fortalecer los vínculos entre los musulmanes de Rusia con sus correligionarios en el mundo entero, mientras que hay quienes insisten en sostener un diálogo entre las civilizaciones a que deben contribuir ante todo los proyectos culturales.

Muchos representantes del mundo islámico señalaron durante la reunión que Rusia con su población musulmana de casi 20 millones representa la experiencia de coexistencia pacífica entre diversas religiones. Rusia desempeña el papel de eslabón vinculante entre Occidente y Oriente, entre las civilizaciones cristiana y musulmana.

“Rusia, dada su experiencia, podría mostrarle a Occidente la forma de estructurar sus relaciones con el mundo islámico” -, piensa el ayatolá Mohammad-Ali Tashiri, representante de Irán y secretario general de la Asamblea General para el Acercamiento de las escuelas teológico-legislativas islámicas.

Al mismo tiempo, un representante de Arabia Saudí cree que el Grupo debe ocuparse en fortalecer las relaciones ruso-islámicas teniendo por base los intereses del Islam en Rusia y los de Rusia en el mundo islámico. “Moscú debe proponer un programa: cómo los musulmanes de diversos países pueden ayudar a sus correligionarios en Rusia, sin inmiscuirse en los asuntos internos y en la política interna de Rusia. Nosotros, por nuestra parte, debemos diseñar el programa de cómo presentar la imagen de Rusia en el mundo islámico -, dijo en entrevista a RIA Novosti el Doctor Saleh Hussein Al-Aayed, Secretario General del Consejo Supremo para Asuntos Islámicos del Reino de Arabia Saudí.

Los miembros de la delegación rusa también expresaron opiniones más diversas en sus discursos. Así, por ejemplo, el presidente de Tatarstán, Mintimer Shaimíev, llamó al mundo islámico a unirse.

“Presenciamos procesos nuevos de los que el mundo islámico no puede distanciarse, contrarrestarlos y quedar a la zaga. El mundo sufre un proceso de integración. Entonces, ¿por qué no podemos proclamar la globalización islámica mas no contra Occidente sino junto con el mismo?” -, dijo Shaimíev en la reunión del Grupo. Según él, ello favorecería tanto a los musulmanes como a Europa.

Al decir del embajador Veniamín Popov, representante de Rusia en la Organización de la Conferencia Islámica, muchos encuentros internacionales se celebran ahora bajo la consigna de que la teoría de Huntington sobre “El Choque de Civilizaciones” carece de fundamento pero la cosa no va más allá. O los encuentros se efectúan en el cauce de los intentos de Occidente de imponer sus valores a los musulmanes. Rusia, en cambio, propone elaborar “nuevos principios de un diálogo de igual a igual a base de respeto mutuo”. Este diálogo se basará en que “no hay civilizaciones superiores e inferiores, que todas son iguales porque han hecho un aporte igual al desarrollo mundial”, y la solución de los conflictos políticos es imposible por vía de la fuerza sino en el marco de determinados enfoques de compromiso. Propuso recordar el pacto Briand-Kellog (canciller de Francia y Secretario de Estado norteamericano) firmado en 1928. El pacto llama a renunciar a la guerra como medio de arreglar diferendos internacionales y como instrumento de la política nacional. Popov hizo recordar que el pacto fue firmado por más de 50 Estados pero no se llevó a efecto y ahora, tal vez, haya llegado el momento de retomar esta idea.

Pero es obvio que la elaboración de documentos de la envergadura de ese pacto no entra en el campo de competencias del Grupo. Este puede fungir más bien como cierto tanque pensante. Según apuntó en entrevista a RIA Novosti Vitali Naúmkin, director del Centro Ruso de Estudios Árabes e Islámicos, el Grupo está formado por personas que gozan de mucha influencia en sus respectivos países y aun cuando en el proceso de sesiones no se adoptan decisiones importantes ello no quiere decir que todo lo que aquí se debate se perderá sin dejar rastro. “Nos aconsejamos unos a otros, aclaramos posturas sobre cuestiones batallonas e procuramos encontrar la mejor vía para eliminar divergencias. Esto es muy importante para fortalecer la comprensión mutua entre los países -, opina Naúmkin -. Como resultado concreto y palpable de nuestras acciones son proyectos en las esferas cultural y humanitaria como edición de libros, conferencias, creación de campamentos juveniles. Esto es el máximo que de momento se puede lograr”.

Aunque este enfoque desilusione a algunos miembros del Grupo que esperan de éste decisiones políticas importantes. Quizás tengan razón pues el solo hecho de que los reunidos se identifican como Grupo de Visión Estratégica obliga a mucho. Mas, por otra parte, el Grupo aún no ha cumplido un año de fundado, de manera que no deben esperarse decisiones que hagan época. Aún tiene que convertirse de un foro destinado a intercambiar opiniones en un serio mecanismo de influencia. Si va a lograrlo o no, depende de todos los participantes, independientemente de quien haya sido promotor de la iniciativa.

____________________

Marianna Belenkaia, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris