Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Miguel y William': de lo que creemos fue a lo que quizás pudo ser

Pelayo López
Pelayo López
sábado, 21 de abril de 2007, 09:11 h (CET)
No hace falta pensar mucho para, con un simple vistazo “in situ”, darse cuenta que los escenarios en los que esta película ha sido rodada, los castillos de Loarre en Huesca y de Guadamur en Toledo, hacen que cualquiera pueda tener su dosis particular de inspiración narrativa e imaginar una épica y romántica aventura. Eso sí, el talento también desempeña un papel destacado en estos menesteres, y, claro, ahí ya no todos jugamos con las mismas cartas. De las manos anteriores, la directora, Inés París, se trae el bagaje, junto a Daniela Fejerman, de lo experimentado en A mi madre le gustan las mujeres o Semen, una historia de amor, una experiencia que, en casi nada, hacía vislumbrar un cambio tan radical para su primer paso en solitario como realizadora.

Este salto al vacío, he de reconocer, lo ha solventado con brillantez absoluta. La original idea del argumento ayuda bastante en esa labor. Si los norteamericanos son capaces de enfrentar en la misma cinta a Alien Vs Predator o a Jason Vs Freddy, no veo ningún impedimento para que la rica Historia no de semejantes frutos, y, máxime, cuando los vacíos documentales así lo atestiguan y permiten conseguir un resultado a miles de años luz en calidad, nada que envidiar, por cierto, a productos norteamericanos o franceses expertos en ambientación y vestuario. Sin duda, dos aspectos fundamentales que contribuyen a crear una atmósfera fácilmente respirable por el espectador. Llama igualmente la atención la música. Si nos suena por momentos a otra con un protagonista y con otras muchas cosas en común, Shakespeare enamorado, es realmente así, ya que el compositor es el mismo. Sin embargo, más curioso resulta el que, en no pocos fragmentos, los acordes evocan al western cual Duelo en O.K. Corral. Aquí, además de caballos, los contendientes montan burros.

En este caso, en principio rivales, y luego no tanto, los protagonistas son Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Miguel es Juan Luís Galiardo, un actor que aquí también hace de productor y que, en su día, ya interpretó al personaje más célebre surgido de la pluma de su nuevo papel. Contenido, sereno, de vuelta de la vida cual suponemos estaba ya en aquellos años su alter ego. William está interpretado por un joven actor al que hemos visto en productos USA como Van Helsing –donde coincidió con su inspiración en esta cinta y de la que parece haberse guardado una eficaz química- o Cazadores de mentes, Will Kemp. Encaja, pasa con nota el inglés que, algunos suspicaces, podrían incluso compararle con el reciente Alatriste. La mezcla de español e inglés en el lenguaje da mucho juego, y la realizadora ha sabido dar en el tino. Sin embargo, pese al título de la película, el verdadero epicentro es la musa que vuelve locos a ambos, la maravillosa Elena Anaya. Deliciosa y deslumbrante, tanto vestida de paladín medieval –deseos irreprimibles pueden ser suscitados según cada cual- como de cantante debutante e instrumentalista de arpa –le debe haber picado el gusanillo tras su colaboración con Justin Timberlake-. Completan el reparto la perversa con el tricornio por tocado, Malena Alterio, en la línea de su más famoso papel televisivo; y los veteranos y siempre en su punto Jose María Pou y Geraldine Chaplin. Fijarse también en el pequeño pero llamativo papel de Desi en Cuéntame, al más puro estilo comediante de la época.

Realidad o ficción –mucho más lo segundo que lo primero-, esta fantasía de película, esta, como dice la publicidad, comedia “of love”, nos permite, al mismo tiempo, disfrutar con un hipotético origen de gran parte de las referencias literarias de los dos escritores más universales, desde Sancho u Otelo, pasando por el batir de Don Quijote contra los molinos de viento. El drama y el tratamiento literario de Cervantes y la comedia y el tratamiento teatral de Shakespeare se conjugan dentro de la película y a través de sus respectivos personaje para componer, además, una interesante guerra de sexos entre los tres protagonistas principales y de poder con el resto de la mini-corte palaciega.

En esta tragicomedia, en cuya estructura el principio es la mitad y cuyo final es lo único algo lamentable por lo absurdo y forzado, puede, ¡seguramente!, que nada sea cierto, aunque, incluso en la certeza, hay espacio para el vacilo y las posibilidades. De hecho, “Sispir”, como es llamado en ocasiones en la película, recurre en algunas frases de sus obras a nuestro país, un lugar del que, para confirmar o para desmentir, se tiene constancia que pisase, así que sólo hay una delgada línea de lo que creemos fue a lo que quizás pudo ser.

FICHA TÉCNICA
- Calificación: 3,5
- Directora: Inés París.
- Reparto: Elena Anaya, Hill Kemp, Juan Luis Galiardo, Jose Mª Pou, Geraldine Chaplin y Malena Alterio

Noticias relacionadas

It: Mete en una cocktelera y tendrás "eso"

Crítica de la película It

Muere a los 91 años Jerry Lewis, leyenda de la comedia

El último adiós de los artistas al gran Jerry Lewis

Antonio Banderas, Premio Nacional de Cinematografía 2017

"El regreso a España se va a producir"

La nueva aventura de 'Piratas del Caribe' y la comedia 'Me case con un boludo', estrenos de cine de este viernes

Bertrand Tavernier lleva este viernes a las salas de cine 'Voyage à travers le cinéma français' ('Las películas de mi vida')
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris