Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

¿La bandera y el himno son de todos?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 5 de febrero de 2007, 22:01 h (CET)
Los españoles echaron a Aznar fundamentalmente por la guerra de Irak y sus consecuencias terroristas en los trenes de Atocha, pero también porque el PSOE vendió muy bien la publicidad de la crispación, Aznar era sinónimo de crispación y había que deshacerse de tanta crispación, aunque fuese votando. Es lo que tienen las izquierdas, que siempre han sabido manejar muy requetebien eso del 'agit-pro', algo que a las derechas se les da tan mal como a servidor las últimas tecnologías infotelemáticas, que como es una palabra muy larga y complicada no sé muy bien lo que quiere decir, aunque me lo temo. No hace falta ser muy dotado intelectualmente para preguntarse que si lo de Aznar era crispación cómo se llama a lo de ahora, cuando hasta para manifestare contra ETA están los españoles divididos, cuando cada vez es más difícil hablar de política con los amiguetes de toda la vida en la barra del bar.

A la derecha lo que se le da bien es lo de la bandera y el himno, eso
siempre ha sido su terreno, algo que siempre ha controlado muy bien como
ha demostrado el otro día en Madrid. Digo yo si será para compensar,
porque en cambio éste es un terreno que la izquierda tiene muy
abandonado. La prueba es que en la manifestación de los ecuatorianos
(anda que no sabe nada el PSOE, ya se ha ganado los votos de este sector
social, que con los años puede llegar a ser decisivo) no se vio ni una
bandera nacional. No, bueno, sí se vio una bandera nacional republicana,
que sigue siendo española, sin duda. Pasa a la mayoría de los españoles,
que no se sabe si son monárquicos, juancarlistas o sólo “de lo que haya
con tal de que haya paz”.
A mí no me gusta esto de las banderas y del himno, me empieza a sonar a
Franco, que se apropió del sentimiento de España y de sus símbolos; se
empeñaba en negar la españolidad de los que no pensaban como él,
llamando malos españoles, vendidos al oro de Moscú y esas lindezas que
todavía resuenan en mis oídos a los que se le oponían porque querían
otra España distinta a la suya. Franco pretendía que la bandera y el
himno fueran sólo de él y de los que le defendían. Vamos, que ponía
precio a esto del sentimiento patrio.
Es peligroso que el PP quiera apropiarse de lo que es de todos, como ha
denunciado Diego López Garrido. Si es verdad que existe esa norma del
Gobierno de Aznar que regula el uso del himno para evitar su uso
partidista y limitarlo a "momentos representativos de la unidad de
España” el sábado cometieron como poco un error. Sabido es que las dos
últimas manifestaciones no eran en realidad contra ETA, sino que para
los partidos no eran más que una forma de contarse, exhibirse en la
respectiva trinchera y decirse “mira cuántos somos, a ver si sois más
vosotros”.
Es peligroso y preocupa, preocupa tanto como la proliferación de
banderas nacionales en los mítines y reuniones del PP. Pero sobre todo
me preocupa la ausencia de banderas en los mítines el PSOE y en la
manifestación de los sindicatos. No acabo de entenderlo, con lo fácil
que le resultaría al PSOE evitar que el PP se apropiara de la bandera
que según López Garrido es de todos. Que la saquen a la calle también
ellos, que la exhiban, que la luzcan, coño. Estoy seguro que los mítines
del PSOE están llenos de gentes que van a ver a la selección enfundados
en la camiseta “nacional”, tocados con una gorra con los colores
“nacionales” y envueltos en una bandera “nacional”. Seguramente además
vuelven a casa roncos de gritar “España, España, España”.

¿Es que en Francia los partidos de izquierda rechazan la bandera
actualmente vigente? ¿Es que en Alemania llamarían fascista o
“nacionalista asqueroso” al político de izquierdas que la colocara en el
estrado durante algún mitin o manifestación? Que le pregunten a Bono o a
Rodríguez Ibarra y compañía. Miren, cuando a uno no le gusta esta
España, piensa que en buena parte es por los políticos que tiene. Que
tenemos.
Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris