Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

A vueltas con la OPA de E.ON

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 5 de febrero de 2007, 22:01 h (CET)
Me he resistido a tratar este asunto, pero no puede uno por menos que hacer un comentario, aunque sólo sea para que no se diga que no tiene opinión.

E.ON AG se constituyó en junio del 2000, por la fusión de VEBA y VIAG, dos de los mayores grupos industriales de Alemania. Las dos compañías se crearon en los años 20 propiedad del estado. Fueron privatizadas respectivamente en los 60 la primera y en los 80 la segunda. Después de la fusión, impulsada, propiciada y patrocinada por el gobierno alemán, establecieron una política de crecimiento a largo plazo y hoy es el proveedor más importante de Europa de servicios energéticos, sobre la base de gas y electricidad.

Cuando hace ya casi año y medio, Gas Natural lanzó su oferta de compra de ENDESA, el alboroto nacional económico y político fue mayúsculo y de lo más variopinto. De un lado, la política nacional, de España, de Catalunya o de Europa, vertió toda clase motivos y razones por las que la operación financiera debía o no realizarse. Lo cierto es que el momento sociopolítico para lanzarla no estuvo bien calibrado por sus actores. O sí. En plena vorágine del Estatut, una maniobra de tal alcance económico no había de dejar indiferentes a los políticos, a los que todo les vale para sus treinta segundos de gloria en los telediarios.

Se crearon de inmediato cuatro bandos: el nacional, el nacionalista, el europeo y el de la cúpula de ENDESA.

En efecto, el nacional español abominaba de la sola idea que una empresa catalana –siempre creímos que era española– como Gas Natural, pudiera hacerse con el control de la principal empresa eléctrica española. Existiría siempre la incertidumbre, por lo visto que, en caso de severo conflicto catalán-español, Gas Natural dejase a oscuras al resto del país, pues en otro caso no se entiende.

Algunos jerifaltes del partido político azul fundamentalmente, más españoles casi el propio “ej-ministro” de defensa, no tuvieron empacho alguno en decir que mejor una empresa extranjera, como E.ON que una catalana ¡Hay que tener valor para ser tan frívolo!

El nacionalista catalán, siempre victimista, no iba a ser menos en esta ocasión y reivindicaba el derecho a ejercer una acción empresarial propia de su idiosincrasia, a la que se le ponían trabas intempestivas. El mundo contra mí, es lo que venían a significar las bravatas de unos catalanes y otros, en prueba de su debilidad de adolescente, cuando carece de argumentos de peso. Que debía de haberlos, pero era mejor hacerse el mártir, pues acaba por reportar mayores réditos políticos, debe ser, con un gobierno débil.

Europa que pretende la creación de los campeones del mundo, para sobrepasar la hegemonía norteamericana que no nos deja respirar, defendía una grande y libre y menos cortapisas a la alemana E.ON, aunque ésta no pueda ser opada a su vez, por tener participación pública en su accionariado. Los campeones pretendidos no pueden crecer a base de pulmón propio y precisan adquirir otras empresas del sector para hacerse competitivos. O monopolistas, según se mire.

Y la cúpula de ENDESA qué. Ahí está la madre del cordero; más lobo que cordero, creo yo. Puestos en la cumbre de la eléctrica por acción u omisión o ambas a un tiempo, por el anterior Ejecutivo del PP, se resisten a perder sus prebendas, tan descansadamente conseguidas y, sin lugar a dudas, entran en contacto con E.ON para llegar a un acuerdo, pues no olvidemos que la diferencia entre una OPA hostil y una amistosa es el acuerdo previo entre las ejecutivas de ambas sociedades. Y nadie puede creerse que en ENDESA no hayan tratado este asunto con E.ON, pues rápido se afanaron a decir que E.ON respetaría el plan estratégico de ENDESA y que se llevaría a cabo por sus actuales directivos.

¿Qué cómo puede uno jugar con lo que no e suyo? La cúpula de ENDESA amarrada a sus cargos y arrimando a la compañía su sardina. Lo mismo que los de Gas Natural o la Caixa donde ninguno de ellos es propietario de la empresa, por muchas acciones que se hayan comprado o detenten altos cargos.

Pero se ha abierto otro frente en este asunto, Acciona, con su presidente a la cabeza que este sí es un empresario, en el sentido de jugarse su patrimonio en la empresa y ser él y sus antecesores familiares, quienes crearon la sociedad y la situaron en el escalón que ahora se encuentra. Y veremos cómo actúa en toda esta controversia, donde, finalmente, E.ON ha ofrecido menos dinero por acción de ENDESA, 38,75 euros, de lo que fijó la bolsa al cierre, 39 euros.

La cúpula de la opada ha quedado como los que se aferran a un clavo ardiendo a su puesto de trabajo regalado, poniendo en manos de una empresa extranjera que les garantizaba su continuidad, la principal eléctrica española, sector estratégico por excelencia. Y los de Gas Natural, como anticipamos en esta columna la semana anterior, se pliegan a las indicaciones de su mandante, la Caixa que, tal parece, no debían tener mucho interés en este asunto, del que, aunque arañando y tirándole del pelo en lo personal al presidente de ENDESA, vía demandas judiciales personales, se retiran dando amplias explicaciones de su voluntad de integrar a todos los accionistas en un proyecto de futuro, mientras ENDESA sólo busca dinero y entorpece la igualdad de oportunidades.

El Ministerio de Industria, con Montilla a la cabeza, se cubrió de gloria con las medidas anti-opa que establecieron deprisa y corriendo, en un alarde de miopía gestora que no previó con antelación suficiente que una operación así pudiera producirse. Su sucesor, el anestesista Clos, tampoco ha sabido salirse con bien de este asunto. Parece no haberse ocupado ni del mantenimiento de los puestos de trabajo ni la calidad y garantía del suministro ni de la continuidad de las inversiones, así sean nacionales o internacionales.

¿Y los accionistas? Ellos son los auténticos propietarios de la empresa. Alguien con cara y ojos que hubiese organizado una asociación de pequeños accionistas, se hubiera hecho con las riendas de ENDESA y, supuestamente, habría actuado en beneficio de ellos y del interés general del país y no únicamente en provecho propio. Lo mejor que pueden hacer ahora, si pensaban vender sus acciones a la opadora, es venderlas en bolsa pues obtendrán una mayor ganancia. ¡Qué lecciones nos da la vida!

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris