Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Sábado = Manifestación

Jabier López de Armentia
Opinión
lunes, 5 de febrero de 2007, 22:01 h (CET)
El domingo llega cargando, cargado sobre todo de manifestaciones completamente politizadas. El sábado comienza a erigirse como el día de la “mani”, el viernes salimos a tomar algo, y el sábado quedamos para ondear un par de banderitas y cuatro lemas metiéndonos con el político de turno, variando según el convocante de la manifestación. Las tienes de todos los colores y tamaños, lugares y horarios. Sin ir más lejos este sábado se han convocado tres “grandes” manifestaciones en torno al proceso de paz y la negociación. Una por parte de los populares en Madrid, otra convocada por el Obispado vasco en Bilbao, y otra convocada por Milakabilaka en Bilbao también. Cada una de ellas con partidos políticos adheridos haciendo de más de una, tristes caminatas sin valor alguno.

Los ciudadanos dejan de ser lo que nunca debieron dejar de ser, ciudadanos, para convertirse en pobres caminantes muchas veces manipulados por cuatro políticos que ven más próximas las elecciones que otra cosa. Gran ejemplo de ello es la manifestación del sábado en Madrid, con un lema que me parece una aberración para cualquier sociedad democrática y progresista, “Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación”. Apoyado por la AVT, y el Foro de Ermua, el Partido Popular encabezaba este lema que contiene palabras sacadas de un manual neofascista, provocando así un mayor enfrentamiento entre las “dos españas”.

En primer lugar no alcanzo a recordar, sin fallarme aún la memoria, alguna manifestación convocada por partidos políticos como EAJ-PNV, PSE, PSOE, EA, ARALAR o asociaciones, sindicatos o diversos agentes del tejido social vasco e incluso estatal donde no se haya hecho referencia explícita a la búsqueda de la libertad. Sin ir más lejos la manifestación convocada hace escasos quince días. Digo esto, porque el PP y sus colaboradores nos quieren vender la historia de que son ellos los únicos que buscan la paz. ¡Qué bien tienen aprendida la lección de su amigo Bush!.

En segundo lugar, derrotar a E.T.A., es una labor bastante más complicada de lo que ellos piensan. Señores, el entramado sociopolítico de la banda es enorme, dotado de una enorme permeabilidad entre la sociedad vasca – también es cierto que su popularidad baja a un ritmo imparable –, que hace prácticamente imposible “derrotar” esta red socio-político-militar sin llevarte por delante las vidas de cientos de miles de vascos, simpatizantes con aspectos puntuales o globales de E.T.A. Por si fuera poco, esta frase “Derrotemos juntos a ETA”, me recuerda a esas épocas en las que se buscaba vencedores y vencidos, litros de sangre corriendo por los ríos y miles de niños huérfanos de padre y madre.

En tercer lugar, ese “no” a la negociación, esa negación de la posibilidad de la paz, esa rotundidad del “no” ante la luz que se empezaba a asomar al final del túnel, me hace pensar que más de uno no quiere la paz, que más de uno está muy a gusto con la T4 destrozada y los ecuatorianos en el cielo, que más de uno saca mucho rédito político con las victimas, que más de uno se enriquece con la sangre de los demás, que más de uno, y digo uno, porque con E.T.A. ya cuento, está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para que el proceso de pacificación y normalización política en Euskal Herria, y por extensión al resto de la península, no prospere de manera favorable.

No hace falta dar ni nombres ni apellidos de quienes son o quienes dejan de serlo. Por todos es sabido y pocos reconocido la existencia de “gente” que no quiere que la paz sea un pasajero más a bordo de este tren que tiene como destino la convivencia de todos juntos.

Desde aquí digo alto y claro, “Nire Izenean Bai” – en mi nombre si – a este proceso de paz, a buscar la paz por encima de los interés políticos individuales.

Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris