Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Para cuándo el juicio del Yak-42?

Rosario Benítez
Redacción
lunes, 5 de febrero de 2007, 13:23 h (CET)
El 26 de mayo de 2003 falleció mi marido, el cte José A. Fernández Martínez, junto a sus 61 compañeros en un accidente en Turquía. Está probado que se pudo haber evitado, que hubo 14 quejas anteriores y que sus superiores eran conscientes de que enviaban a sus hombres en aviones basura. Nadie hizo nada por ellos.

La jueza encargada del caso, primero, rechazó su competencia (13 de noviembre de 2003). Por fin, el 15 de julio de 2004, la Audiencia Nacional se declaró competente para investigar las posibles responsabilidades penales.

Dos años y siete meses después de aceptarlo, seguimos en el periodo de instrucción, que ha sido arduo y lleno de trabas, se ha rechazado la petición de testigos que eran esenciales para esclarecer los hechos, hemos presentado recurso tras recurso y seguimos casi como al principio.

En febrero, empieza el juicio sobre el atentado del 11-M, también se reactiva el del periodista José Couso y otros juicios sobre casos que han tenido gran repercusión en la sociedad.

Soy consciente de que la sociedad española ha olvidado la peor tragedia de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz; incluso, que sus compañeros militares, también, pero sus 40 viudas y 59 huérfanos no los hemos olvidado.
Sesenta y dos personas que representaban a España, no pueden haber muerto sin que se les haga JUSTICIA .

Las últimas palabras de mi marido fueron: “Reza por mí que este avión es una mierda”. Rezo por él y sus compañeros todos los días, pero eso no me consuela.
Lo único que podría mitigar nuestro dolor es que se hiciera justicia como se ha hecho en otras tragedias.

Sólo pido que empiece el juicio ya y que el nuevo juez cumpla con su trabajo, que es investigar el fallecimiento de 62 militares, que no eligieron ese avión, que no querían volar en esa basura, que les obligaron a ello y murieron por la negligencia de sus superiores.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris