Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Jimmy el rápido

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 3 de febrero de 2007, 12:27 h (CET)
Mariano Rajoy, el presunto líder de la derecha, ha dicho que criticar a los jueces es un “colosal disparate”. Cuando uno oye este tipo de manifestaciones en boca de quien ha consentido que gente de su partido se haya manifestado contra la decisión judicial de imputar a los alcaldes de Alhaurín el Grande y de Andratx, cuando los máximos dirigentes del Partido Popular han presionado a los jueces del 11M hasta la saciedad, cuando han tensionado a los jueces en el caso de De Juana Chaos, y en tantas y tantas ocasiones en las que la justicia ha actuado contra cargos públicos del PP, uno no puede por menos que sentirse indignado ante tanta caradura y tanto despropósito. Menudo porvenir nos espera a los españoles, menos mal que este Rajoy nunca presidirá un Gobierno de España, no digo que algún día la derecha no gobierne en España, no, lo que quiero decir es que cuando eso ocurra no será Rajoy quien figure en primer lugar en las listas del Partido Popular para ser nombrado presidente. Él lo sabe muy bien.

Le voy a relatar, querido lector, un hecho para que usted se de cuenta del respeto que en el Partido Popular se le tiene a los jueces, le cuento: Como consecuencia de la denuncia de dos diputados autonómicos del PSOE en la Comunidad Valenciana acusando a Zaplana de estar involucrado en el cobro de comisiones ilegales en la construcción de Terra Mítica, información que estos dos diputados habían obtenido de unos empresarios que habían intervenido en las obras del parque temático y que fue grabada y entregada el juez, Zaplana planteó una querella contra estos dos cargos socialistas, querella que fue sobreseída por el magistrado de la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Ante esta decisión judicial el presidente de las Cortes Valencianas, Julio de España, un impresentable donde los haya, llamó “Jimmy el rápido” al juez que sobreseyó la querella, añadiendo, además, que no creía que “en la antología de la Justicia exista una decisión tan veloz”.

Pero a quien puede extrañar la ya permanente hipocresía y cinismo que el PP imprime en todos sus actos. Cuando se pierden los estribos y sobre todo la vergüenza, estas cosas suelen ser normales en quien las provoca.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris