Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

España sufrió un robo con premeditación y alevosía

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 2 de febrero de 2007, 11:33 h (CET)
La selección española de balonmano se despidió ayer de la lucha por las medallas en el Mundial de Alemania. Se perdió contra los anfitriones en cuartos de final, esa fase tan gafe para el fútbol. Hasta aquí, todo normal, pues en un enfrentamiento de igual a igual contra los germanos, todo puede pasar. Pero lo que es intolerable, denunciable y vergonzoso es que los árbitros tengan que ayudar a los de `casa´. Esto fue lo que sucedió ayer y los españoles sufrimos las dolorosas consecuencias, la principal, vernos incapacitados para poder defender el cetro mundial que ganamos en Túnez en el 2005.

Todos temíamos en cierto modo el posible arbitraje casero del dúo noruego, pero de ninguna manera, esperábamos una actuación como la de la pasada tarde. A la selección bávara no le hace falta ningún apoyo extra, pues es una de las potencias en este deporte. También es cierto, que llevan desde 1978 sin lograr un Campeonato del Mundo. Todo parecía estar predispuesto y estudiado. Alemania elegía jugar en la ciudad de Colonia, precisamente, en el pabellón más grande de Europa con casi veinte mil espectadores. El ambiente era increíble con todos los teutones animando enfervorizadamente al equipo de su país. Gracias a este ambiente, el conjunto alemán ha llegado hasta aquí, empujados por un público entregado la causa, ganar el oro.

En cierto modo, es envidiable cómo se vive el balonmano en Alemania. Los pabellones, mucho más grandes que en España, se llenan cada semana para ver a su equipo o en competiciones internacionales, con su selección. El apoyo de su federación, medios de comunicación, empresas (publicidad) y sobre todo, de la gente, es abismal respecto a nuestro país. Encima, son los anfitriones y han organizado un Mundial que estaba funcionando ejemplarmente. Pero me pregunto, ¿organizar un campeonato del Mundo te otorga jugar la final? Creía que no, pero visto lo de ayer contra España, he cambiado de opinión. El dinero y el resto de intereses extradeportivos, se han impuesto al propio y espectacular deporte, el cual, es el que más dañado ha salido por la pantomima de ayer. Además, se ha desvirtuado el torneo. Los colegiados noruegos supieron en cada momento cómo ayudar al combinado germano, con decisiones parciales y puntuales en contra de los españoles. La primera parte pudo entrar dentro de lo normal, pero la segunda y fundamentalmente, los últimos ocho minutos, no tiene nombre. Bueno, sí lo tiene. Robo, pero con mayúsculas. Hacía mucho tiempo que no recordaba una cosa así, quizás desde la época dorada de Suecia. Si me permiten la comparación con el fútbol. ¿Recordabais una cosa así desde la actuación de Al-Ghandul, o como se escriba, en el Mundial de Corea?

Insto e invito a los aficionados españoles a este deporte, aunque no lo parezca, muchos más de los que se piensa la gente, a protestar oficialmente por el arbitraje del dúo noruego en el choque entre Alemania y España. Supongo que ésta, será una ardua y casi imposible tarea, pero mandemos una protesta oficial a la Federación Internacional por lo de ayer. Esos colegiados noruegos tienen que ser castigados, pero hago una reflexión. ¿Sería una paradoja que estos árbitros dirigiesen la final si llegara Alemania? Cada cual, que piense lo que quiera. La Federación Española no puede quedarse al margen y su deber es hacer una reclamación al mayor organismo del balonmano. La imagen del choque de ayer perjudicó a España, pero sobre todo, a la supuesta imparcialidad de los colegidos. Pequé de ingenuo y estaba confiado que los noruegos no iban a dejarse influir por el infernal ambiente, pero me equivoqué.

No voy a dar detalles del encuentro de ayer, para eso están lar crónicas, pero sólo me gustaría dar unos cuantos detalles anecdóticos. España fue hasta el minuto 50 por detrás en el marcador, en gran parte, por méritos propios, pero la culminación de la remontada no se pudo dar por la pareja noruega, que castigó desigualmente las acciones de uno u otro equipo. Cuando los alemanes `agredían´ a Uríos, no eran sancionados, pero cuando los españoles defendían, eran expulsados con dos minutos. ¿Se acuerdan de la exclusión de Davis o Juancho? ¿Se acuerdan de la falta en ataque de Raúl Enterríos? ¿Se acuerdan del último penalti pitado a favor de los alemanes? Y por último, ¿se acuerdan del pasivo clarísimo después de un tiempo muerto a falta de quince segundos para el final? Yo me acuerdo perfectamente y creo que ustedes también. Pero lo peor de todo, es que no lo vamos a olvidar fácilmente y lo de ayer, entrará en los anales del penoso arbitraje. Ahora hablaremos de los `Al-Ghandules noruegos´. Perdonen la ironía, pero si no me lo tomo con humor…

Así que adiós al Mundial. También hay que ser críticos con nosotros mismos y la selección española no ha estado brillante. Algunos jugadores han estado muy flojos en el rendimiento y tenemos un punto débil con los lanzamientos exteriores, sobre todo, desde el lateral derecho. La defensa no ha resultado funcionar como se esperaba. Pero esta Selección destaca por ir de menos a mas en los campeonatos y quién sabe a dónde hubiéramos llegado si no fuese por lo de ayer. Sí, se perdió con Dinamarca y Croacia, lo que provocó que nos viéramos las caras contra la anfitriona, pero sinceramente, prefiero mil veces a Alemania que a Francia, nuestra particular bestia negra. España no ha tenido un rendimiento sobresaliente en el análisis global. Pero seguía viva y con las opciones intactas para revalidar el título mundial. Dos noruegos, de cuyo nombre no me quiero acordar, disiparon la ilusión de un equipo y de unos aficionados que estábamos viendo cómo remontaba España un partido que lo tenía muy difícil, pero que con un par `de narices´, sino que se lo digan a Uríos…, pudieron ganar y pasar a semifinales. Nunca he sido vengativo ni rencoroso, pero ¡Allez France!

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris