Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Caudillos sudamericanos

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 2 de febrero de 2007, 11:15 h (CET)
A uno le asusta los niveles de destrozo social que creo el capitalismo salvaje en algunos países de Hispanoamérica. De sobra sabe quién esto escribe la cantidad de Gobiernos apoyados y/o derribados por el inmenso y maléfico poder de los Estados Unidos y los intereses económicos de sus empresas en América Latina, el patio trasero de Bush y los suyos. La Historia es rica en detalles de países que simplemente se dedicaban a construirse ellos solos, tratando de salir adelante contra viento, marea y otras dificultades generalmente representadas por United Fruits u otras como ella, hasta que de pronto el Tío Sam enviaba por allí a sus superpoderosos soldados y se acababa la libertad y el progreso del lugar.

Tan grandes debieron ser los destrozos causados a la economía, a la educación, a la clase media y al honor de estos pobres países que han parido monstruos increíbles para que los dirijan. ¿Cómo, si no, cabe entonces pensar en impresentables sociales, incapaces de equipararse a nadie civilizado, como Hugo Chávez y Evo Morales? ¿En qué país sensato y civilizado llegaría estos atípicos personajes a presidir ni la asamblea de vecinos de su edificio?

Cuando uno oye hablar al presidente de Venezuela, grandilocuente, vacuo, egocéntrico, intolerante, contradictorio, vanidoso, se da cuenta de la profundidad de la desgracia de los países sudamericanos, de la demagogia barata, de la incapacidad de este tipo de personajes de opereta chusca para sacar adelante un país. ¡Pero si son incapaces de manejarse ellos solos! ¿Cómo van a conducir un país entero? Por cierto, ¿conocen ustedes a un dirigente que se crea demócrata y sin embargo gobierne año y medio por decreto, sin control de Parlamento de ningún tipo? Sí, ha acertado usted. Don Hugo Chávez, pobre Venezuela!

¿Y Evo Morales? Basta con observarle para comprobar que se ha metido inopinadamente en un berenjenal inmenso, cuyas inmensas dimensiones desconocía y que le sobrepasa. ¿No estaría mejor como simple dirigente sindical de los cocaleros? Al pobre encima le han caído algunos de los problemas que tan bien conocemos en España, la rebelión de las regiones ricas, egoístas e insolidarias, que no quieren compartir sus riquezas con los más pobres. Allí la región de Santa Cruz de la Sierra se le ha rebelado, buscando la independencia, buscando no compartir con sus hermanos el potencial que arbitrariamente la Naturaleza les ha otorgado.

Sólo cuando el capitalismo salvaje, cruel e inhumano ha hecho su labor y la sociedad está profundamente enferma, rota, corrompida, desesperada, asqueada, defraudada, asfixiada y dividida surgen líderes populacheros y mesiánicos que todo lo arreglan a toque de corneta, a voz en grito, con parrafadas sin sentido tras parrafadas sin sentido, blandiendo grandes palabras bellas pero hueras de contenido. Sólo cuando el pueblo carece de esperanza los caudillos y su parafernalia grandilocuente albergan esperanzas de encabezar un país que ya no cree en sí mismo, que necesita urgentemente ser salvado, que confía en medio de su desesperación en un Moisés que le lleve a la Tierra Prometida. Para regocijo del capitalismo salvaje, cruel e inhumano.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris