Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El machote

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 2 de febrero de 2007, 11:15 h (CET)
José María Aznar, ese que dice que se ha retirado de la política, decía hace unos días que el Gobierno de Zapatero era miedoso y cobarde.

Yo como ciudadano prefiero a un Gobierno tranquilo, sosegado, prudente y abierto al diálogo. Un Gobierno, como el de Rodríguez Zapatero, que esté dispuesto a fijar unas pautas de gobierno tendentes a establecer los cauces precisos por los que pueda discurrir el necesario diálogo para que de una vez por todas se pueda alcanzar la paz y acabar con el terrorismo en nuestro país.

A mi no me gustan los gobernantes machotes del tipo de Aznar, y no me gustan porque eso solo nos lleva a la confrontación y al uso de la fuerza por las partes en lucha, encontrándose en medio, como siempre, los ciudadanos. Yo soy un español de a pie que está expuesto a sufrir las terribles y trágicas consecuencias de un atentado terrorista y mi única protección es la ropa que llevo puesta. Yo no voy en coches blindados que me resguardan de los efectos de la explosión de una bomba, como ocurrió con Aznar, porque a Aznar no le salvó la divina providencia, a Aznar le salvaron las medidas de seguridad que le protegían como así quedó demostrado. Medidas que le siguen protegiendo. Ni tampoco voy rodeado de guardaespaldas. Que les cuenten esto a los concejales amenazados por ETA. Llevan a su lado, o a sus espaldas, un escolta que corre tanto peligro como ellos. En más de una ocasión han perecido protegido y protector.

Exigirle al Gobierno que sea valiente, es exigirle a los ciudadanos que lo sean también, pero esto no puede reclamarlo y demandarlo un personaje que goza de unos medios, por cierto pagados por todos los españoles, que le resguardan de cualquier trágica eventualidad. Los ciudadanos queremos ir por la calle sin temor. Si Aznar, quiere dar ejemplo de valentía a la hora de enfrentarse a los terroristas, lo primero que debe hacer es renunciar a la protección personal que le facilita el Estado y salir a la calle con lo puesto tal y como lo hace cualquier ciudadano. Este sujeto es un machote de pacotilla, que no sirve más que para de forma grosera y maleducada colgar un bolígrafo en el escote de una señora.

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris