Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   DISCO DEL MES   -   Sección:  

Mendetz - Mendetz ( Sinnamon, 2006) / Casio Funk

Stefano Moriarty
Redacción
miércoles, 31 de enero de 2007, 23:00 h (CET)
“¿No te alcanza para un Minimoog ni un MS-20? Don’t worry, cómprate un Casiotone y a triunfar”. Este podría ser un buen lema para Mendetz, demostrándonos que no hay que ser un mago del Pro Tools ni poseer un equipo de ensueño para crear pistas con groove.

Formados en el 2003, los abanderados del CasioPunk (yo sinceramente considero que sería más acertado usar el término CasioFunk)nos traen este larga duración directamente desde la Ciudad Condal y que como ellos mismos dicen “aquí nada es programado ni pregrabado”.

(Como si llevar secuencias fuera motivo de mofa y escarnio, pero en fin… )

Con Manu Molina a los mandos de la mesa de mezclas, la producción no es brillante, pero efectiva, con unas voces bastante bien trabajadas.

Lo que aquí nos encontramos son diez temas más una remezcla de “Maximo Truffato” a cargo de DJ Wooky orientados claramente a la pista de baile, y que no sé porqué extraño motivo me recuerdan en ciertos momentos a Daft Punk.

Una primera escucha de este trabajo nos hace evocar discotecas llenas de hombreras, patas de elefante, vasos de cubata rojos, suelos que se encienden y bolas con espejitos brillantes colgadas del techo. De acuerdo, quizás no todos los cortes, pero si oímos el single “Future Sex” de inmediato aparece la imagen de John Travolta y su camisa de picos por algún sitio.

Sus letras tienen el toque freakie de una peli de Pedro Temboury (pero sin zombis ni kárate) y como ellos mismos dicen, en ellas les gusta dignificar a los actores olvidados de los 80, hablar del sexo en el futuro (no te pierdas el vídeo de Future Sex con Orgasmatron incluído, no tiene desperdicio) y recordar irónicamente a Chimo Bayo.

Mendetz se unen así a la retahíla de grupos rockeros con aire retro y cierto toque electrónico que están saliendo últimamente hasta de debajo de las piedras, aunque -seamos justos - hay que reconocer que su propuesta es, cuando menos, original.

A destacar de este disco los cortes “The Boola Shines in a Pink Neon Room” (título explícito donde los haya), “The Ground” con ese lead mega-hortera, “Inside” que es puro Franz Ferdinand y por supuesto el single “Future Sex”.

Si lo que os gusta son los susodichos Franz Ferdinand, Delorean o hasta incluso me atrevería a decir Jamiroquai, éste es vuestro disco. Por el contrario si lo que buscáis es electrónica de baile, olvidadlo y buscad algo que sí tenga algo “programado o pregrabado”, hermanitos.

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris