Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crónica Concierto   -   Sección:   Revista-musica

Nacho Vegas - Sala Industrial Copera (Granada, 14/01/07)

Mayela Ortega
Redacción
miércoles, 31 de enero de 2007, 23:00 h (CET)
Más de quinientas personas arroparon a Nacho Vegas en su primer concierto este año en España (el de Almería debió ser un día antes, pero quedó pospuesto), tras su viaje a México. Una gira que le ha llevado a ocho ciudades en algo más de dos semanas.




Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz


Una cuidada ambientación en el escenario sorprendió a los asistentes: nos colamos en un saloncito muy bien iluminado para la ocasión, esperando a que el Vegas se abra las entrañas de nuevo, sin truco ni efectos, él y su guitarra.

Para esta serie de acústicos se ha acompañado de su última esfera invisible, su paisano Xel Pereda. Quien durante varios años fue su técnico de sonido, esta vez se ha subido al escenario para hacer los coros y tocar banjo, bandolina y guitarra. Decisión que celebramos no sólo por la calidez de su voz sino también por su virtuosismo con los instrumentos.



Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz


El ex-Manta Ray, que cabalga en solitario desde el 2001, dejó el pabellón bien alto. Por una parte, demostrándole a la organización que él solito ya puede llenar una sala; y por otra que, a pesar de su notable cansancio, es capaz de dar un concierto de casi dos horas, respondiendo a las expectativas del público que había pagado 15 y 17’50 euros para verlo.




Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz

Abrió el concierto con la preciosa “Noches árticas” (Cajas de música difíciles de parar 2003), coreada por su público más veterano. Sin embargo, la primera mitad resultó bastante fría: vimos a un Vegas algo autómata para lo que requería la ocasión. La música avanzó entre sorbos de whisky con cerveza y se vivió un cierto clima de complicidad, con la ayuda de “Que te vaya bien, Miss Carrusel” (Actos Inexplicables, 2001) y “Nuevos planes, idénticas estrategias” (Desaparezca aquí, 2005); temas muy celebrados y coreados por el público. La vibrante “Canción del extranjero” procedente del ep “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, bien puede tomarse como un homenaje a su querido Leonard Cohen, un tema que emocionó a todos.



Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz


A continuación nos ofreció un adelanto de su próximo trabajo, lo que será una recopilación-adaptación de canciones de tradición asturiana. El tema en cuestión fue una dulce añada (canción para niños) cantada en asturiano por Xel. Ya como parte de los bises sonaron la pegadiza “El hombre que casi conoció a Michi Panero” (homónimo ep publicado en 2005) y una de las marcas de la casa, la alargada hasta la catarsis “El jardín de la duermevela” (Cajas de música...). Aquí, ambos músicos se debatieron con sus guitarras acústicas hasta quedar exhaustos, para goce y disfrute de todos, y en especial, de quienes se quejaron de que había sido un concierto muy edulcorado. Una minoría ésta, que echó de menos su omnipresente “En la sed mortal” (Cajas de música...) con la que suele acabar su repertorio en directo y algún tema de su último disco, el publicado con Enrique Bunbury: “El tiempo de las cerezas” .



Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz


Después de la tercera ovación de la noche, el de Gijón se despidió definitivamente con una improvisada “Añada de Ana la friolera” (Miedo al zumbido de los Mosquitos, 2004) que dejó una sensación de concierto inacabado. Pero ya estaba consumado y la intimidad lograda esa noche pasaba a ser ahora un recuerdo para comentar.



Nacho Vegas / Foto: Rafael Ruíz


Para lograr ese clima absorbente entre el músico y su gente, mucho tuvo que ver el milagroso hecho de que este medio millar de personas se mantuviera expectante y silencioso cuando debía. Un público que contaba con caras muy jóvenes. Y es que Nacho lució en plena forma, puntual, muy profesional, hasta en su agradecimiento por esos largos minutos de aplausos, que place otorgarle cada vez.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris