Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El indulto del César

Antonio García-Palao
Redacción
sábado, 3 de febrero de 2007, 14:18 h (CET)
No podemos permitir que se desvirtúen las palabras usándolas inapropiadamente. No podemos dar por bueno un término para definir un hecho ajeno a su significado. No podemos aprobar, por ejemplo, que se use el verbo indultar en las "corridas" (eufemismo) de toros como remisión de una pena impuesta arbitraria e injustamente a un ser inocente.

¿Qué potestad tiene el verdugo para conceder el derecho a la vida?. ¿Por qué se trata al toro como reo?. ¿De qué se le acusa?. ¿Qué deber incumplió para verse condenado a la pena máxima?.

No es lícito condenar a un inocente, y menos a muerte. Ni siquiera otorgarle la libertad cuando se le ha tratado previamente como esclavo. La barbarie disfrazada de clemencia sigue siendo barbarie. El toro no ha acudido voluntariamente al coso como gladiador en busca de indulto. Se le ha llevado por la fuerza al patíbulo.

El único crimen en el que se ve envuelto es el que se ha organizado para su propia desgracia. Si al final se decide la no agresión, nada tiene que ver con la piedad ni con el perdón de una culpa, sino con un artificioso ritual inventado para legitimar la indignidad y la crueldad.

Hablar aquí de indulto es un atentado contra la razón, el derecho, la moral y la semántica. La incultura y la insensibilidad sólo pueden conducir al error, comenzando en la gramática.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris