Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Religión   Pandemia   Entrevista  

“Socialmente estamos en una época en que ponemos precio a todo y valor a nada”. Josepa Pont

​Entrevista Josepa Pont, monja del real monasterio de santa maría de las monjas
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 10 de agosto de 2020, 08:57 h (CET)

El Real Monasterio de Santa María de Vallbona, conocido popularmente por Vallbona de les Monges, fue fundado en el siglo XII y habitado desde entonces por monjas del cisterciense durante ocho siglos, nunca estas monjas han abandonado este Monasterio.

En la Iglesia se encuentra la tumba de Violant de Hungría mujer de Jaume I y la de la hija de ambos, Sancha de Aragón y es impresionante poder visitar el coro de la Iglesia donde las monjas llevan a cabo sus rezos diarios.

Este Monasterio, es el más importante de la ruta llamada del “císter” de Catalunya, en donde también encontramos los Monasterios de Poblet y Santes Creus.

Durante el confinamiento cerraron las puertas lo que significa que nadie pudo acceder a los servicios que dan las monjas en este Monasterio desde el mes de marzo.

Un Monasterio, en donde muchas personas, encuentran paz y recogimiento al pasar unos días en sus habitaciones.

Esta orden se rige por las reglas que dictó San Benito en donde dejó escrito que la vida del convento seria comunitaria, se haría rezo litúrgico y se llevaría una vida sencilla.

Las monjas que ahora habitan este Monasterio siguen las reglas marcadas por San Benito además de encargarse de aquellas personas que viven unos días en el Monasterio, también se dedican a conservar el huerto y a hacer reproducciones de cerámica antigua.

Vallbona de les Monges, es uno de los pocos refugios en donde es posible descansar, sin ruidos, ajenos a lo que pasa en la vida exterior de todos los días y es una forma de poder gozar de la vida al recrearse en los espacios que se pueden visitar encontrando arquitectura románica, gótica y del renacimiento.

Desde que han reabierto sus puertas, este pasado mes de julio, se guardan las estrictas medidas de sanidad y además para visitar esta joya se pueden beneficiar adquiriendo el Carnet del Patrimonio Cultural, comprándolo se ahorra 6’50 euros, tiene una validez de dos años y el mismo se puede adquirir en los tres Monasterios cistercienses que hay en Catalunya, Poblet, Santes Creus y Santa María de Vallbona.

Hemos hablado con una monja de esta comunidad que nos explica cómo viven y qué hacen en el convento, Josepa Pont, es amable, tiene las ideas muy claras y responde con aplomo todas las preguntas formuladas. Sabe lo que tiene y lo que quiere. Su vida se centra en el sabido “ora et labora”.

¿Cómo les afectó el confinamiento?
La palabra confinamiento en la vida monástica forma parte de nuestra opción de vida. Es un estilo de vida regido por el Ora et Labora en comunión con todas las persones con opciones distintas de vida, que también forman parte de nuestra vida. El simple hecho de no poder atender huéspedes o el turismo fue algo inusual en nuestro quehacer del día a día, pero no podemos hablar de efectos negativos.

¿Cómo se enteraron de la existencia del Covid-19?
A través de los periódicos, de familiares y por la relación entre los monasterios.

¿Alguna de ustedes ha tenido la enfermedad?
Afortunadamente no. Damos gracias a Dios.

¿Cómo es su relación con el exterior?
En la segunda quincena de julio abrimos el turismo y la hospedería, por lo tanto nuestra relación con el exterior es normal pero con restricciones, y sobre todo siguiendo las normas sanitarias recomendadas por los expertos.

Ustedes siguen las reglas de San Benito y su vida se basa en la celebración del oficio diario, el trabajo y el estudio, ¿qué otras tareas desempeñan?
Como he mencionado anteriormente tenemos la atención a los turistas que vienen a visitar el monasterio, la atención a las personas que quieren pasar unos días de descanso y retiro espiritual en la hospedería, el huerto, y la cerámica.

Actualmente en el Monasterio son siete monjas, ¿cómo es su relación?
Nuestra relación está basada en la fraternidad en todos los aspectos de la vida.

¿Cada una de ustedes tiene asignada una tarea concreta?
Normalmente las tareas se dan en función de las habilidades de cada una, pero la ayuda mutua es muy importante.

El pasado 11 de julio reabrieron las puertas del Real Monasterio de Santa María de Vallbona de les Monges, ¿qué medidas han tomado para que los visitantes puedan acudir con toda seguridad al Monasterio?
Hemos seguido y continuamos siguiendo las recomendaciones dictadas por los expertos sanitarios: grupos reducidos, uso de mascarillas, lavado de manos, la distancia entre personas.

Desde 1989, con la creación de la Ruta del Císter en Catalunya, miles de visitantes han pasado por el Monasterio. ¿Qué le parece a usted la apertura al público de una joya arquitectónica como Vallbona de les Monges?
Antes de la creación de la Ruta del Cister Vallbona ya estaba abierta al público, y la comunidad ya acogía huéspedes como indica la Regla de San Benito, él dice: “Toda persona que llama a la puerta del monasterio debe ser acogida como Cristo”. Apreciamos mucho que los visitantes disfruten del patrimonio artístico que durante más de 850 años han preservado las monjas que nos han precedido.

¿Las visitas producen alguna alteración en la vida habitual del Monasterio?
Intentamos que alteren el mínimo nuestra vida. Además nos sentimos acompañadas por quienes admiran y aprecian nuestro patrimonio que deseamos que a través de la visita también lo sientan suyo, a nivel arquitectónico y espiritual.

En su opinión ¿qué es lo más interesante que se puede admirar en Vallbona de les Monges?

Su historia. Una historia de mas de 850 años de vida monástica sin interrupción, toda la parte histórica: claustro, sala capitular, iglesia, y en los últimos años las salas góticas donde se muestra parte de la historia: la farmacia antigua preservada durante muchos años .Es un gozo poderlo compartir con los visitantes.

¿Cómo es la jornada normal de una persona alojada en la hospedería del Convento?
Quien se aloja en el monasterio sabe que puede participar en todas las oraciones con la comunidad a partir de las 6 de la mañana y también sabe que las puertas del monasterio quedan cerradas a las 10:30 de la noche. Cada uno se organiza en función de sus necesidades u objetivos que se ha propuesto al hospedarse.

¿Pueden participar en alguna de las actividades comunales de las monjas?
Como se ha dicho anteriormente pueden participar en las oraciones.

¿Es una hospedería sólo para mujeres o también pueden acudir hombres y familias?

Es una hospedería mixta.

Con motivo del 1-O pusieron a disposición del pueblo una sala para que sirviera de Colegio Electoral si por parte del Ayuntamiento no se habilitaba ningún local para que los ciudadanos ejercieran su derecho al voto. Han pasado casi tres años de aquella fecha, y han sucedido muchas cosas en Catalunya, hay gente en prisión por sus ideas, ¿cómo ven desde su perspectiva conventual la actual situación en Catalunya?

El monasterio siempre ha colaborado con las necesidades de las actividades del pueblo poniendo a su disposición los espacios necesarias.

Ante la actual falta de vocación religiosa entre las jóvenes, ¿cuál cree usted que es la posible solución para que los conventos no se queden vacíos?
Más que sugerir soluciones, ¿no cree usted que la falta de vocación religiosa es un no querer escuchar la dimensión antropológica-religiosa que todo ser humano tiene en su interior? Socialmente estamos en una época en que ponemos precio a todo y valor a nada. Además, ¿no cree que hay intereses para que la dimensión interior no sea valorada?

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Tercera temporada de 'Lehman Trilogy', el éxito teatral que reflexiona sobre el poder destructivo del dinero

Este es uno de los espectáculos que los Teatros del Canal recuperan, en su Escenario Clece, después de haber tenido que aplazarlo debido la pandemia

“Natura és Cultura”: El arte y la danza como bienestar para la salud mental

El objetivo del proyecto es dar respiro y acercar a las personas que conviven con trastornos mentales a la sociedad

La cultura suspende a los dirigentes españoles en la gestión de la pandemia de coronavirus

Las peor puntuadas son las prestaciones generales y excepcionales al desempleo (2,96) en su respuesta a la singularidad del trabajo artístico

Cultura Inquieta celebra la Primera Edición de CI Urban Fest

Artistas de la talla de los colectivos Boa Mistura y Madrid Graffiti Pioneros, serán algunos de los grandes nombres que abanderen este proyecto

Antonio Banderas, Medalla de Honor de la SGAE: "Soy un actor por el teatro; es el teatro el que me hizo actor"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris