Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Lino Cervar mereció perder, pero será España quien se enfrente a Alemania (IV)

Herme Cerezo
Herme Cerezo
miércoles, 31 de enero de 2007, 11:55 h (CET)
Lino Cervar mereció perder, al menos eso es lo que se colegía después de cuarenta y cinco minutos de juego, durante los que España gobernó el electrónico en su enfrentamiento contra Croacia. El juego sólido, fluido, tenso y sin miedo de los españoles no fue suficiente sin embargo. Y el marcador, al final del tiempo reglamentario, reflejaba un 28-29 a favor de los croatas, señores en el arte de especular y maestros en el control del tempo de juego.

Fue el de ayer un partido extraño, hasta cierto punto esperado, en el que los de Lino Cervar no quisieron entrar hasta comienzos del segundo tiempo. Y su cicatería debió llevarles a la derrota, pero no ocurrió así. A priori, tal vez preferían enfrentarse al equipo anfitrión, Alemania, en cuartos de final. Sin embargo, a medida que avanzaban los minutos, hubo como un cambio de idea o de planes y se les antojó que preferían un choque contra los franceses. Sea cual sea el motivo, jamás podremos saber qué originó este cambio. Lo cierto es que Croacia mandó a España al tercer puesto, a vérselas mañana martes, a las 17,30 horas, en el Kolknarena de Colonia, con los germanos, arropados por más de 19.000 espectadores, ¡Deutschland, Deutschland!, que apretarán lo suyo.

España, que reservó jugadores (Davis, Chema Rodríguez, Uríos) para mejores batallas, mantuvo una actitud correcta y fue a por el partido desde el principio. Gracias a eso observamos cosas interesantes, como que el equipo es capaz de jugar con soltura sin Rolando Uríos en la pista. La Rolandodependencia no apareció ayer y durante un buen trecho del encuentro, España alcanzó su nivel de juego más alto en este Campeonato. Descubrimos que Íker Romero, además de usar su potente brazo para lanzar, sabe manejarse en otros menesteres (pases sobre la línea de seis metros) y que Raúl Entrerríos puede proporcionar minutos de buen juego en el puesto de central. Vimos asimismo que el 6:0 funcionó muy bien ante el ataque croata, lo que permitió nuestro despegue en el marcador. Cinco goles llegó a ser la renta obtenida, una renta que se fue esfumando lentamente, lánguidamente, con pereza, a medida que los croatas apretaron las tuercas en defensa e incrementaron la intensidad de sus oleadas ofensivas, en las que sobresalió su pivote Vori, que terminó por hundirnos en la miseria. Los pivotes adversarios nos hacen mucho daño. Es algo que viene reiterándose partido tras partido y que constituye una fuente de preocupaciones. Ya pasó con Rusia, con Dinamarca e incluso con Hungría y ayer, como no podía ser de otro modo, se repitió la cantinela con Vori, especialmente fino en sus finalizaciones.

En resumen, que aún yendo a por el partido sin algunos titulares, España no pudo con Croacia y ahora, con toda su artillería ― Juan Carlos Pastor ya no puede guardarse ases en la manga ―, tendrá que buscarse la vida ante los alemanes. Ya no valen cálculos, cábalas o sudokus. Es la hora de la verdad. El error se paga caro.

Por su parte, Alemania comenzó floja, pero ha enderezado el rumbo y quedó segunda de su grupo, tras vencer a Francia y condenarla al cuarto puesto. Ahora son un equipo más sólido que al principio, más seguro, más teutón. ¡Deutschland, Deutschland! Juegan en su tierra, ante su público, ¡Deutschland, Deutschland!, en su pista, ¡Deutschland, Deutschland! Es su mundial. Y eso les va a dar alas. Difícil pasar a semifinales. Difícil, pero no imposible.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris