Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Irán y EEUU en Oriente Próximo

Piotr Goncharov
Redacción
martes, 30 de enero de 2007, 12:52 h (CET)
Irán no va a ocupar una posición dominante en Oriente Próximo ni va a controlar el Golfo Pérsico. Irán ha de entender que EE.UU. protegerá sus intereses en esta zona. Y para favorecer los intereses de los demás países, EE.UU. aplicará esfuerzos por asegurar la estabilidad en esta zona y garantizar el suministro libre de petróleo y gas. En estos términos el subsecretario de Estado, Nicholas Burns comentó la decisión del presidente norteamericano de destacar en el Golfo Pérsico dos portaviones con fuerzas de escolta en vez de uno.

Philippe Douste-Blazy, ministro de Asuntos Exteriores de Francia, en una entrevista a la cadena televisiva LCI, dijo que al exigir que Irán renuncie a una actividad peligrosa en la esfera nuclear, la comunidad internacional profesa la lógica de sanciones y no la de guerra. Pero estos días, la situación en torno a Irán se desarrolla más bien según la lógica de guerra, evidentemente a despecho de la voluntad de la comunidad internacional, si es que tal voluntad realmente existe.

Se está dirigiendo al Golfo Pérsico el portaviones norteamericano John C.Stennis con más de 3.000 efectivos a bordo escoltado por 80 aviones, ocho buques de protección y cuatro submarinos atómicos.

En el Golfo ya está destacada una armada análoga cuyo núcleo es el portaviones Dwight D.Eisenhower. De modo que al arribar al Golfo el portaviones John C.Stennis el poderío de las fuerzas navales en el Golfo se duplicará.
También se están trasladando a esta zona modernos sistemas antibalísticos norteamericanos Patriot.

Esta es la respuesta de Washington a la pregunta que desde hace mucho flotaba en el aire: ¿Qué a va a ser si Irán arrincona a EE.UU.? Pero también se planteaba esta pregunta: ¿Qué a va a ser si EE.UU. arrincona a Irán? Se sobreentendía que si Irán no renunciaba a su propia concepción de desarrollo del programa nuclear, EE.UU., en tanto su principal adversario, primero instrumentaría sanciones contra Irán y, luego, iniciaría una operación militar. Y el pronóstico de la evolución de los sucesos era invariablemente catastrófico para EE.UU.: Irán destruye toda la infraestructura petrogasística en la zona del Golfo Pérsico, bloquea el Estrecho de Ormuz hundiendo allí un par de buques cisterna cargados de crudo, comienza una guerra en Irak, donde EE.UU. se enfangaría definitivamente. La conclusión era evidente: para EE.UU. una operación militar contra Irán equivaldría a suicidio, y la Casa Blanca jamás osaría emprenderla.

Ahora se impone otra interrogante: ¿sabrá EE.UU. evitar la guerra con Irán?
Es de veras un tema de palpitante actualidad. De momento, Irán ni piensa renunciar a su programa nuclear. Las autoridades oficiales de Teherán ya manifestaron en reiteradas ocasiones que hacia el comienzo del Año Nuevo iraní (21 de marzo) Irán pondría en explotación todo un complejo de enriquecimiento de uranio que constaría de 3 mil centrifugadores. Esto permitiría producir combustible nuclear a escala industrial. A su vez, esta circunstancia desbroza el camino hacia la creación de la bomba atómica, siempre y cuando haya voluntad política, como gustan de recalcar en Washington.

Evidentemente, en caso de que Irán proceda al enriquecimiento de uranio, Washington afrontará esta disyuntiva: conformarse con bomba atómica en manos de Teherán o lanzar una operación militar. En tales casos, según estima, por ejemplo, el experto ruso Alexei Arbatov, EE.UU. elige entre los males menor y mayor. El mal mayor para EE.UU. será la creación de bomba atómica por Irán. Y si EE.UU. no entabla negociaciones directas con Irán, la opción de Washington a favor del mal menor será de hecho predestinada.

Y Washington ya está preparando el terreno. Es sintomático que el Centro de Estudio del Golfo Pérsico (Dubai) donde Nicholas Burns comentó la decisión presidencial de enviar otro portaviones, haya emitido un informe especial. En el documento se destaca que las ambiciones nucleares de Irán inevitablemente conducirán a este país a la confrontación regional. Correspondientemente, las autoridades de Teherán deben estar conscientes de que al verse obligado a elegir entre la bomba atómica en manos de Irán y el ataque norteamericano contra Irán, el Consejo de Cooperación de los países del Golfo Pérsico apoyará la segunda opción.

En el Centro científico de Dubai están representados los Ministerios de Defensa de seis Estados regionales ricos en petróleo: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Kuwait, Omán y Qatar. Agréguese a ellos Jordania y Egipto que también aprobaron la nueva estrategia de Bush en Oriente Próximo. Resumiendo, EE.UU. ya se aseguró el apoyo a nivel regional.

Los medios de comunicación mundiales están comentando a porfía que EE.UU. ya tiene elaborado un detallado plan de ataque a Irán y que el golpe se asestaría hacia abril de 2007 a más tardar.

Es cierto que el jefe del Pentágono, Robert Gates, afirma otra cosa. El titular no presagia la guerra y se pronuncia por entablar negociaciones. Al propio tiempo, ese mismo Gates está convencido de que mientras Irán no tome conciencia de que EE.UU. es un adversario peligroso, a pesar de estar enfangado en Irak, Washington alcanzará escasos resultados positivos al entablar contacto directo con Teherán. Por eso, según él, no se trata de ninguna guerra, mientras los dos portaviones con fuerzas de escolta y protección pueden interpretarse como instrumento eficaz de presiones políticas sobre Irán. ¿Pero ejercerá ese “instrumento eficaz” una influencia que desea Washington?

____________________

Piotr Goncharov, RIA Novosti.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris