Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

De Juana Chaos: Comedia y chantaje

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 28 de enero de 2007, 22:28 h (CET)
De Juana Chaos pretende chantajear al Gobierno con la dieta blanda a la que él ha llamado huelga de hambre desde el principio. A la vista de la analítica que difunden varios medios de comunicación, no pasa hambre. Esconde su cobardía, sin más. Una cobardía que siempre se le ha supuesto; tanto en su etapa de policía, como en su currículum de asesino. Es la tercera vez que intenta engañar no solo a la ciudadanía, sino al entorno abertzale para quien, por cierto, es simplemente material quemado.

Ya nadie le cree. En su situación, lo mejor que puede hacer es tomarse la huelga en serio; pero esta vez sin comer a escondidas. ¡Cuántos cincuentones quisieran tener una analítica como De Juana Chaos! Lo que demuestra que come y no de forma obligada, como se ha dicho. Nunca la cobardía ha sido acompañante de una decisión responsable. La alta dosis de la primera, en el caso de José Ignacio de Juana Chaos, le ha llevado a fracasar en su intento.

Estamos convencidos que le falta todo el valor del mundo para llegar hasta el final; un final que, sin duda, muchos celebrarían en el País Vasco, empezando por Askatasuna y Etxerat, dado el lastre que para ellos representa. Solo es un icono mientras permanezca preso. En la calle es un estorbo y estorbos son lo que sobran en la siniestra abertzale. Fuera del trullo, su objetivo es la venganza y para ello lucha.

Los doce jueces que han defendido al Estado de Derecho han prestado un extraordinario servicio a la democracia y, en particular, a la ciudadanía. A pesar de los exabruptos del entorno gubernamental, la resolución es digna de enmarcar. Es cierto que ese es el cometido de la Sala de lo Penal; pero también se ha demostrado que de haber estado en manos de otros, como los cuatro del voto particular, el servicio hubiera sido bien distinto. Hasta el ministro de Justicia se ha metido a redentor, sin saber que quien se mete a redentor suele morir crucificado. Ha querido meter la mano a toro pasado. ¡Otro valiente, que tal baila! Así toreamos todos aun sin engaño. Y no solo él ha puesto a los jueces en el punto de mira. Estupideces de semejante categoría y contenido se han escuchado a los negociadores Patxi López y Carod Rovira, al batasuno Barrena y al gran jefe del EBB, José Jon Imaz.

A ver si nos vamos enterando: Aquí no hay ningún problema. Que coma y punto. Asunto resuelto. La mala hierba nunca muere. El Estado ha sabido ser humanitario. ¿Qué ha sido él, además de cobarde y vulgar asesino?

En lo que a mi respecta, puede morirse cuando quiera. ¡Estén tranquilos, que no se muere! No lo celebraré, pero tampoco me quitará el sueño. La cobardía que atesora este asesino múltiple y multifuncional le impide tirar la soga detrás del caldero.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris