Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Moción de la discordia

Raúl Santiago García López
Redacción
domingo, 28 de enero de 2007, 09:52 h (CET)
Hoy volvemos a ver con estupor como la unidad de los demócratas, la unidad de la corporación santanderina contra el terrorismo y ETA, ha sido desintegrada de manera fulminante nuevamente por el PP y su afán por utilizar el terrorismo como arma política en la pre-campaña electoral.

Esta ruptura de la unidad institucional contra la barbarie y contra los bárbaros de ETA, viene precedida por una consigna no escrita del PP nacional de utilizar y sacarle el mayor rédito político al atentado de la T4, acusando al Gobierno de España y al Partido Socialista de ser los causantes del mismo, como insinuó hace una semana Rajoy “si usted no cede le pondrán bombas y si no le ponen bombas es porque ha cedido". Pues bien el PP de Cantabria, con Gonzalo Piñeiro a la cabeza ha conseguido lo que ningún atentado había conseguido: ha roto el consenso institucional del Ayuntamiento de Santander, contra el terrorismo y contra ETA.

El PSC-PSOE y el PRC solicitaron al PP en el Ayuntamiento de Santander hacer un texto nuevo entre todos, un texto de consenso y unidad, como siempre se había dado en la institución santanderina. Pero una vez más, la prepotencia que caracteriza a Gonzalo Piñeiro y las malas encuestas que dan a su delfín y candidato a la alcaldía Iñigo de la Serna frente al candidato socialista Jesús Cabezón, hicieron que el Alcalde desoyera las voces de consenso y actuara una vez mas de manera partidista en la utilización de su cargo institucional.

Esta ruptura, unilateral, impuesta por el PP y por Gonzalo Piñeiro en el Ayuntamiento de Santander, es una estrategia de utilizar también en Cantabria el terrorismo como arma de desgaste contra el Gobierno Regional y contra el PSOE en la pre-campaña electoral de cara a los comicios del 27 de mayo próximo. El PP de Cantabria ve que las encuestas no le son para nada favorables y ha decidido sumarse a la cruzada de utilizar el terrorismo y la política antiterrorista del Gobierno como instrumento de confrontación electoral.

Por último, le pido al PP que vuelva a la unidad de los demócratas frente al terrorismo, que vuelva a la cordura democrática y del Estado de derecho, que abandone el extremismo y la utilización del terrorismo como arma de confrontación electoral contra el Gobierno y contra el resto de formaciones políticas, porque la única forma de acabar con los asesinos es haciendo caso a la ciudadanía y unir todas las fuerzas dentro del estado de derecho para seguir luchando contra ETA.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas

El 155 factor determinante en la recuperación de Cataluña.

“En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legitima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica” Eduardo Galeano

Genios anhelados

Son imprescindibles; pero abundan las tergi versaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris