Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Presidente a la deriva

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 28 de enero de 2007, 09:35 h (CET)
El coloquio entre el presidente Zapatero y Garzón ha dejado ‘perlas’ para el entretenimiento y no menos preocupación. Cada vez que el presidente habla de terrorismo, se mete en charcos y acaba salpicando a los demás. La prudencia no es precisamente su especialidad. Y tampoco su norma habitual. Decir que se está “en la fase final del terrorismo” es una necedad gratuita del mismo estilo que las atrevidas e inoportunas opiniones del pasado 29 de diciembre. Zapatero aún no alcanza a conocer la preocupación social que genera con sus frases hechas, tan trasnochadas e impropias de un presidente de Gobierno. ¿Pero quién le asesora tan mal? Ahora mismo tenemos un presidente a la deriva.

La falta de consenso con el partido de Mariano Rajoy tampoco ha sabido enfocarlo. Después de traicionar el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, negociar con ETA mientras firmaba el citado Pacto con el PP y alardear de Otegi como ‘príncipe de la paz’, ya no hay quién confíe en este hombre gris, huidizo, asustado, mentiroso, con imagen de niño bonachón y adolescente bobalicón.

Precisamente es su diaria actitud la que ha llevado a la absurda confrontación. Le tienden la mano para afrontar el terrorismo y él la muerde en vez de recibirla con agrado y gratitud. Hace tiempo que la diestra política ha dejado de confiar en Zapatero y la siniestra que le acompaña le mira con demasiado recelo. Tan solo el provecho y el egoísmo partidista le reportan extrañas sonrisas de sus socios, a la espera de poder ‘trincarle’ la bolsa de los doblones.

En el coloquio demostró ser un experto en frases hechas, de rimbombantes formas y vacías de contenido. Se quedó a mitad de camino entre la media verdad y la barbaridad. Acabó instalado donde siempre y lo más inteligente que afirmó fue que “el terrorismo es una de las grandes asignaturas que la democracia vencerá”. Estimado presidente: Blanco y en botella; relincha y cuadrúpedo; ladra y muerde.

Al menos, Felipe González generaba reflexión con sus intervenciones; pero Zapatero alienta dudas, sospechas y preocupación. ¡Y el otro haciéndole el juego y bailándole el agua! ¿Estará al olor de la titularidad del Ministerio de Justicia ahora que va a quedar vacante? A Garzón se le ve venir, pero nunca se sabe por dónde va a entrar. Al tiempo.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris