Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

Tablas en el mar

Venancio Rodríguez Sanz, Zaragoza
Lectores
@DiarioSigloXXI
sábado, 25 de julio de 2020, 18:35 h (CET)

Un trozo de madera flota en el mar, pero no sabe que lo es. Ella se piensa que dentro de su ser anida el mar, el viento, las corrientes, el influjo de la luna y todos los imponderables... Va de aquí para allá según le ordenan las circunstancias, pero no sé por qué motivo, ella cree que maneja el timón de su vida. En ocasiones, cuando el mar se pica, la madera se enoja porque opina que el destino le es adverso, y se entristece mucho de su mala suerte. Otras veces, cuando el azar coincide con lo que ella tiene en mente, se siente triunfadora. En esas ocasiones se le suele oír aquello de “¡Yo me hice a mí misma, sin ayuda de nadie, uf!”. ¡Qué ilusa! En fin, en alguna ocasión se me ocurrió, estúpido de mí, insinuarle la verdad: que somos como hojas mecidas por el viento. Pero lo único que conseguí fue que se enfadara conmigo y me dejara de hablar por un tiempo. El caso es que, aunque de lejos, yo floto en el mismo mar que ella. Y voy donde ella pues nos une una invisible, pero resistente amarra. Esa maroma se llama amistad. De esa manera, el uno para el otro somos fondeadero, muelle, dique, ensenada, estuario, dársena, bahía, isla, costa, salvavidas… Pienso que no hay más. Por favor, señor, si ve por ahí a mi amigo, la tabla, no se le ocurra decirle lo que le acabo de contar: aunque tiene la cabeza más dura que una sabina, es de madera sensible, ¿sabe?


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Soledad existencial

¿Existe vacuna para la soledad existencial?

Politicastros advenedizos con ínfulas de gobernadores de ínsula Barataria

Difícilmente, incluido el tiempo de la II República, España se ha visto gobernada por personajes tan poco cualificados para hacerlo

Juan Carlos I, entre la fuga y las vacaciones pagadas

a operación está clara, hay que dejar caer al padre para salvar al hijo. Y en ella el PSOE, cómplice en la fuga del presunto delincuente, ha puesto toda la carne en el asador

¿Volver a las aulas?

Sería importante que la clase política de nuestro país hiciera oídos a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, organismo que ha venido a señalar los riesgos que supondría para los países la apertura de los colegios y centros de educación

Y, ¿Ahora qué?

Un escrito de Ángel Pontones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris