Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crónica Concierto   -   Sección:   Revista-musica

Najwa Nimri - Sala Joy Eslava (Madrid, 18/1/2007)

Álvaro Jiménez y Jose Luis Delara
Redacción
miércoles, 31 de enero de 2007, 23:00 h (CET)
Alvaro Jiménez / MAGAZINE SIGLO XXI

Una inmensa esfera de espejos que no para de girar y que transforma las paredes en leopardos de lunares blancos, un antiguo teatro, un jueves noche en Madrid, Jamiroquai en el aire, calor humano, y mucha, mucha gente guapa con ganas de pasárselo bien. Éste es el panorama que se encontró Najwa Nimri el pasado jueves 18 de enero en la sala Joy Eslava, donde presentó su último trabajo, “Walkabout”.

Con 15 minutos de retraso y un público impaciente, apareció entre humo, focos azules y flashes blancos cegadores, la polifacética y sensual artista, acompañada de un grupo al estilo clásico, bajo, guitarra y batería, aunque, por supuesto, no podía faltar un sintetizador.



Najwa Nimri / Foto: Jose Luis Delara


Con semejante grupo, el concierto fue más instrumental que electrónico intercalando todo tipo de canciones, desde canciones de su etapa con Carlos Jean (Human Monkeys) y de sus anteriores álbumes “Go Cain” de May Day” y “Following Dolfins” de Carefully, a las últimas novedades "So often", "I like it", "Just in case", "One of those days", "Sexy light" y "Et tien le men", sin olvidar el televisivo “So capable”.

Además destacó la versión del “If you close the door” de “The velvet underground”, que empezando idénticamente al clásico de los sesenta se tornó a mitad de canción en un himno dance que entusiasmó a un público posiblemente ajeno al original.

A la hora, llegó el primer bis y con él la primera sorpresa, Carlos Jean, que con su guitarra y su profesionalidad se tocó un par de canciones con su ex-compañera, entre ellas “Like those Roses” de NajwaJean.


Najwa Nimri / Foto: Jose Luis Delara


En el segundo bis, junto con el sintetizador, realizó una improvisación con la que culminó un concierto en el que estuvo más cercana que nunca a su audiencia, compartiendo flores y cigarrillos.

Tras la improvisación vino una larga ovación de la que Najwa disfrutó durante largos segundos antes de despedirse con un “os quiero a todos”.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Jose Luis Delara / MAGAZINE SIGLO XXI
Un poco antes de las 22:00 se presentó Najwa en el escenario de una llena y agobiante Joy Eslava de Madrid (me recordaba más a "La cúpula del trueno de Mad Max" que a una sala de conciertos)Najwa, delgada, botines marrones, pantalones cortos "estilo pololos", camiseta m/c con la espalda descubierta y sus uñas pintadas de rojo cautivó al público.

Casi todo el repertorio pertenecía a su ultimo disco "Walkabout". Empezó con "So often" y "Following dolphins". Despacito, tranquila, como hipnotizando al público ansioso de ver a su "diva" tan cerca. Y es que en una de las muchas charlas digitales que nos ha dejado en las últimas semanas, hablaba de eso, de un concierto "hipnótico, dulce y cañero". Siguió el guión y lo cumplió.

En los primeros temas, creo que la primera impresionada o "hipnotizada" fue ella. Parecía un poco sorprendida. Centrada en el micro, cerrando los ojos y susurrando. Pero pronto empezó a soltarse y a bailar y a moverse por el escenario;..sonriendo, disfrutando. El momento dulce que lo cerró con "Le tien, le mien" puso a la gente en alerta para empezar saltar.



Najwa Nimri / Foto: Jose Luis Delara


Najwa iba muy bien acompañada de una banda que da mucho juego, sobre todo una guitarra que se ajusta muy bien a su voz y Marcos, al bajo, y antiguo miembro de la banda de Lo + Plus, que no paró de moverse y disfrutar en el escenario. Completaban el grupo, la batería y otro músico a los teclados y la "maquina" con los sonidos enlatados.

Llegaron "Capable" (momento Supermodelo) "Go Cain" y la guinda del pastel con "Human Monkeys - Being Safe", que hizo vibrar a toda la sala, ya entregada por completo a los movimientos de Najwa.

Para la gente que espera más de sus antiguos disco, llegó la sorpresa en el primer regreso al escenario de los músicos: Najwa pidió que bajaran la luz y que solo enfocaran hacia un micro: el micro de Carlos Jean, que se marcó un par de canciones, "Like those roses" y otro tema nuevo.

Y para cerrar la 1h 30min de concierto, segundo bis y locura colectiva con un tema inédito de lo más techno: “Unlucky child nation” , con el escenario para ella sola.

Aunque sigo pensando que sus directos suenan demasiado bien, quizás por todo lo que lleva "enlatado", y echamos en falta algo más de Najwajean, todos disfrutamos con la música y con la cercanía que mostró Najwa. Con su voz, sus susurros y su banda.

Fin del concierto. Todos a casa ,...o no.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris