Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   -   Sección:   Opinión

Fracaso del Juicio Político golpea a toda la Derecha

La impotencia de sus ineptos operadores para lograr votos y enjuiciar a la Corte, lleva al presidente Horacio Cartes a su inevitable primera gran derrota política
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
martes, 16 de diciembre de 2014, 08:07 h (CET)
Dijo hace un tiempo el presidente boliviano Evo Morales, que buscar el favoritismo del imperio en la embajada de Estados Unidos, otrora fórmula infalible para acceder al poder en América Latina- y no siempre por la vía democrática-, ahora solo condenaba a los conspiradores al ostracismo político.

La clase política paraguaya lo comprobó en el año 2012, cuando la ultraderecha sometió a juico político al presidente Fernando Lugo y lo reemplazó por un presidente de pose fascistoide. Toda la región dio la espalda al gobierno surgido de aquel “impeachment”, que terminó sufriendo un bochornoso aislamiento.

Tras el fracaso del intento de desestabilizar al presidente Nicolás Maduro en Venezuela, a través de violentos disturbios inspirados y sufragados por el imperialismo a principios de este año, se confirmó que las diversas formas de “golpes suaves” ya no tenían probabilidades de éxito en América Latina.

Tampoco sirven ya los disfraces institucionales, como el que se buscaba en Paraguay para construir una Corte Suprema a la medida del presidente Cartes, notoriamente mal asesorado por publicistas y congresistas identificados con la ultraderecha.

La tenaz resistencia en la cámara baja de un grupo de tribunos liderados por el diputado Oscar Tuma, y las denuncias de sobornos y presiones a legisladores, encendieron la alerta de la ciudadanía, y el senado de la república del Paraguay decidió abortar un disimulado rebrote autoritario.

Un acuerdo suscrito por 18 senadores de distintos partidos propinó esta semana la primera gran derrota del gobierno del presidente Horacio Cartes, al abortar un intento del mismo de destituir vía juicio político a tres magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Entre los firmantes del acuerdo se encuentran referentes del socialismo, la socialdemocracia e incluso la centroderecha democrática, que prefieren la prudencia a la hora de encarar los acuerdos políticos, demostrando haberse aggiornado a los tiempos que corren.

El documento divulgado calificó de “irresponsable y autoritaria” la forma de promover el juicio a los magistrados, aseguró que sólo busca seguir poniendo de rodillas a nuevos ministros del Poder Judicial ante el poder de turno y planteó un debate transparente con participación de todos los sectores políticos y sociales del país.

El monopolio mediático paraguayo, identificado con la derecha nostálgica de los tiempos del Plan Cóndor, había enseñado su inescrupulosidad, poniendo en marcha un plan que se inició con el asesinato de uno de sus propios corresponsales. Siguieron denuncias fraguadas que afectaban a legisladores, para las cuales se instrumentó la “guerra contra las drogas” que promueve Estados Unidos, para inficionar y direccionar políticas en países latinoamericanos bajo su sujeción neocolonial.

El diputado Oscar Tuma recordó esta semana en las redes sociales que los intentos de coaccionar a ministros de la Corte Suprema y Legisladores para cambiar de posición están penados con cinco años de cárcel. Varios referentes del entorno del presidente Cartes, en virtud de esta normativa constitucional, deberían en este momento encontrarse tras las rejas.

Los senadores que se oponían a la maniobra de la ultraderecha para copar la Corte Suprema, advirtieron con firmeza que denunciarían ante la Fiscalía a quienes les ofrezcan sobornos para variar de postura.

Manifestantes callejeros hicieron lo suyo y denunciaron el Plan del entorno del presidente, con la complicidad del presidente del Congreso Blas Llano, para fabricar una corte a la medida del poder de turno. El diputado liberal Nito Bogado, a su turno, afirmó que el presidente de su partido, al igual que el presidente del Congreso, son apenas títeres del presidente Cartes.

A pesar de no haber escatimado recursos, ofreciendo puestos, prebendas y sobornos, el plan de la ultraderecha fue abortado, quizás en señal que los tiempos de las dictaduras fascistoides en Latinoamérica se han marchado definitivamente. Algunos medios de prensa digitales hicieron notar que con el fracaso del intento de juicio político, con el que se disfrazó una maniobra totalitaria, constituye el primer gran fracaso político del presidente Cartes. Pero la derrota también engloba a sus propagandistas.

El fracaso golpea sobre todo a los voceros de la derecha paraguaya, al clan Samaniego y a la prensa de la secta Moon representada por ABC color. La candidatura a la intendencia por parte de Arnaldo Samaniego sale también debilitada, dada la responsabilidad en el fracaso de su hermana, la presidenta de la ANR, Lilian Samaniego.

Incapaces de leer su propio aislamiento internacional y la desfavorable coyuntura en el Parlamento, con el típico discurso autista del fascismo, el clan Samaniego optó por seguir amenazando con sanciones a sus legisladores mientras se hunde el Titanic.

Con el hundimiento, pierden para siempre predicamento el presidente “títere” del Congreso y su compañero de ruta que hoy preside el Partido Liberal.

Definitivamente, el balance de poder en Paraguay ya no acompaña aventuras las aventuras totalitarias de la aislada derecha nostálgica de las dictaduras del Plan Cóndor.
Comentarios
beatriz ramoa 18/dic/14    00:54 h.
Sergio Velázquez Villagra 16/dic/14    16:42 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris