Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Solidaridad primate

Ignasi Castells
Redacción
sábado, 27 de enero de 2007, 09:26 h (CET)
Los recientes incidentes entre bandas latinas en Almería y las situaciones de vandalismo indiscriminado en Alcorcón invitan a reflexionar sobre el porqué del éxito de estas convocatorias multitudinarias de carácter marcadamente violento.

Aunque el tema da mucho de sí y existen teorías para todos los gustos, hay una que me llama poderosamente la atención, y es la que propone que el mismo gregarismo que fomenta el instinto solidario también tiene su reverso negativo. Según esta hipótesis, el instinto de solidaridad aparece en el proceso evolutivo de nuestros antepasados homínidos, cuando al convertirse en cazadores, - hace ya tres millones de años – descubren la utilidad y los beneficios de ayudarse y cooperar entre ellos para garantizar la supervivencia del clan. Con el tiempo, paradójicamente, habría sido el afianzamiento de esta misma actitud cooperativa, de “asistencia mutua”, de lealtad incondicional al grupo, la que explicaría que, en determinadas circunstancias y en presencia de detonantes específicos, personas de natural pacífico y sosegado, dejen en pañales al propio Genserico, rey de los vándalos, y se transformen, en cuestión de minutos y con el estímulo de una simple petición por SMS, en agresivos y enardecidos pandilleros, dispuestos a todo por los “suyos” y listos para machacar a los “rivales”, no importa quiénes. Ni casi el porqué: “me lo pidió un colega”. Solidaridad primate.

Noticias relacionadas

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza

La libertad, una ilusión necesaria

La posibilidad del libre albedrío supone la posibilidad de escogerse a sí mismo

Zapatero, un polichinela de la política peligroso

En cuanto a conseguir sacar a nuestra nación de la sima, nada se puede decir en contra del PP
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris