Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un lugar llamado desarrollo   -   Sección:   Opinión

Los cuatro estilos de aprendizaje de Honey y Mumford

Los cuatro estilos de aprendizaje
César Piqueras
@cesarpiqueras
jueves, 11 de diciembre de 2014, 09:48 h (CET)
¿Está nuestro sistema educativo pensado para formar a todas las perosnas?, ¿En qué medida adaptamos la formación al tipo de persona que tenemos delante?…

Cada persona aprende de una forma totalmente distinta de aprender. En cada personas existe una tendencia innata sobre la forma de integrar, asimilar y adquirir conocimientos. Si eres un líder de equipos, profesor, formador, o tienes una función de desarrollo sobre otros debes saber adaptarte a los cuatro tipos de perfiles con los que te vas a encontrar en cuanto a aprendizaje se refiere. En este post descubrirás los cuatro estilos de aprendizaje, y cómo puedes llegar mejor a cada persona en lo que a transferencia de conocimientos se refiere…

Fueron los académicos Peter Honey y Alan Mumford, de la Universidad de Leicester quienes desarrollaron este concepto basándose en los trabajos previos de David Kolb, de dónde proviene su idea del aprendizaje experiencial. Es un concepto muy utilizado, que todavía muchas empresas, directores de formación y incluso formadores desconocen, pagando un precio demasiado caro en forma de menor efectividad en su trabajo.

Los estilos de aprendizaje de Honey y Mumford

Los estilos de aprendizaje tienen que ver con nuestro enfoque hacia la forma en la que mejor aprendemos. Se recomienda que para maximizar nuestra forma de aprender comprendamos los distintos estilos de aprendizaje del resto de personas a las que formamos y el nuestro propio. Situaciones cotidianas en las que nos damos cuenta de que los estilos de aprendizaje son importantes:

Ayer estuve hablando con un grupo de personas que habían recibido formación online del tipo “leete esto y responde a este cuestionario”. Algunos apreciaban esa formación como algo valioso y otros apenas habían sacado partido…
Todos aquellos que sois papás o mamás, y queréis saber cuál es la forma preferente de adquirir y asimilar el aprendizaje de sus hijos, para así diseñar acciones encaminadas a mejorar su educación.
En algunos programas para directivos, nos encontramos con alumnos que quieren ver desde el minuto cero la “aplicabilidad” de todo lo que se comenta en el aula…
Los estilos de aprendizaje nos ayudan a diseñar una conferencia para un grupo de personas…
Y también nos ayudan a elegir qué tipo de acciones serán más significativas para nosotros a la hora de aprender algo. No es lo mismo leerse un libro, que hacer un curso, que diseñar algo, que escribir sobre algo.


Para entender nuestro estilo de aprendizaje preferente, se han desarrollado multitud de cuestionarios (una búsqueda en google te ayudará a encontrar algunos), pero más que eso, me gustaría hablarte de qué estilos de aprendizaje hay y de cómo se define cada uno.

Si tenemos la función de formar o desarrollar a un grupo de personas del que desconocemos su estilo de aprendizaje, lo que debemos hacer es enriquecer nuestro método de formación con actividades que cubran todos los estilos. Este es el motivo por el cual muchas personas no aprencian un tipo de formación y sin embargo otras lo agradecen mucho.

Cuando no nos adaptamos a nuestro público sólo llegamos a una parte de él.

Los estilos de aprendizaje de Honey y Mumford son cuatro:

Activos (Activist)
Los activos son personas que aprenden haciendo, que necesitan realmente meterse en harina, pringarse, ensuciarse las manos y sumergirse en cualquier tarea desde la puesta en escena. Su actitud hacia el aprendizaje es abierta, se implican al 100% y viven sin ningún tipo de prejuicio las nuevas experiencias.

Las actividades preferentes para transmitir conocimientos a este tipo de personas son los role-plays, casos prácticos, tormentas de ideas…

Teóricos (Theorist)
A este tipo de personas les gusta aprender qué teorías hay detrás de lo que hablamos, qué conocimiento sustenta aquello que decimos. Los teóricos necesitan modelos, conceptos y estudios que apoyen y sustenten lo que escuchan. Les gusta analizar y sintetizar la información que reciben para elaborar una teoría lógica que llevarse con ellos.

Las actividades que más ayudarán a un/a teórico son los modelos, estadísticas, las teorías, las citas, los estudios, etcétera.

Pragmáticos (Pragmatist)
Necesitan poner en práctica en el mundo real aquello que están aprendiendo, quieren saber la forma en la que el aprendizaje lo podrán llevar a su día a día. Los conceptos más abstractos o juegos de cualquier tipo tendrán una utilidad muy limitada a no ser que ofrezcan un amplio abanico de posibilidades de llevar a la práctica lo aprendido. Experimentan, prueban nuevas ideas, teorías y técnicas a ver si funcionan.

Su forma preferente de aprender es mediante la visualización clara de la aplicabilidad de lo aprendido. Tener tiempo para pensar y hablar con otros sobre las conclusiones, casos reales, solución de problemas y debates suelen ser de mucha ayuda para los pragmáticos.

Reflexivos (Reflector)
Este tipo de personas aprenden mediante la observación y la reflexión sobre lo que ocurre. Puede que no les guste tanto meterse en harina, como mirar desde la barrera y observar. Son ese tipo de perfiles que prefieren dar un paso atrás y mirar desde distintas ópticas para así poder elaborar conclusiones válidas que les sirvan.

Los reflexivos aprenden mejor mediante los cuestionarios, observando actividades, recibiendo feedback de otros, o recibiendo coaching…

Si analizas los tipos de cursos de formación que has recibido, o incluso nuestra forma de aprender en la escuela, verás que dista mucho de lo que promueven Honey y Mumford. Esta teoría tan sencilla se lleva años utilizando, sólo que a algunos lugares o profesores todavía no ha llegado.

Educar a otros, conseguir la transferencia de aprendizaje y conocimientos es ya de por sí una tarea demasiado difícil como para no tener en cuenta la forma preferente de aprender de la otra persona.

Que tengas un gran día

www.cesarpiqueras.com
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Vico

Vico nació en Nápoles en 1668 y falleció en la misma ciudad en el año 1744

Obsesionados con el franquismo 32 años después de su fallecimiento

“La vida de los muertos pervive en la memoria de los vivos” Cicerón

Oriol Junqueras, candidato secuestrado

Perfiles

Apuesta por una cultura de alianzas

Nunca es a destiempo para recomenzar

Una Europa en la que podamos creer

La declaración de París es un manifiesto elaborado por intelectuales de diez países europeos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris