Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

Aquello de los cien días

Un deseo de hacer las cosas bien se encuentra, a la primera de cambio, con un insulto de esa magnitud sobre ese “trabajoso” tema de la violencia de género
José García Pérez
jueves, 11 de diciembre de 2014, 08:08 h (CET)
Mal inicio como ministro de Sanidad ha tenido el ex portavoz del PP, señor Alonso, en su primera intervención en el Congreso de los Diputados y encontrarse un agrio debate con la diputada del PSOE, señora o señorita Carmen Montón que le ha espetado que “es evidente que Mariano Rajoy lo le ha elegido no como experto, sino como verdugo de mujeres”.

Tal vez sus señorías, masculinas y femeninas, deberían tomar dosis a mansalva de tranquilizantes ante de empezar una sesión parlamentaria, pues no es de recibo que, a la primera de cambio, un señor que estrena escaño azul y al que se supone, digo yo, un deseo de hacer las cosas bien se encuentre, a la primera de cambio, con un insulto de esa magnitud sobre ese “trabajoso” tema de la violencia de género, o sea, la violencia que va del hombre a la mujer y no viceversa, que seguro que a veces se da, sirva de ejemplo la definición que la diputada Montón ha hecho del ministro Alonso.

No sé quién se inventó aquello de los cien días de cortesía, ese mínimo espacio de tiempo para que él o ella tenga tiempo de sentarse, poner en orden los papeles y tomarse una aspirina para saber cómo va a realizar la misión encomendada; bueno, pues como la cercanía de las elecciones se encuentra a la vuelta de la esquina de un tiempo ventoso, lluvioso, florido y hermoso no hay tiempo para nada y así, a las cuarenta ocho horas, toma leña y si te cojo te pillo que esta es la mía.

El político, algo acosado por la política, le ha comentado a su señoría que es “muy desagradable recibir estas agras crítica tan prematuramente”, o sea, cuando todavía no ha llegado a sentarse en el sillón; en política, más que otros espacios de la vida, la forma es tan importante como el fondo y, desde mi modesto punto de vista, la señora Montón se ha pasado un montón al llamar verdugo al ministro Alonso, que viene a ser tanto como llamar verdugo a todos los hombres por el único hecho de ser varón.

Creo que la diputada socialista se ha pasado tres pueblos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris