Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

En el balonmano no hay caricias

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 25 de enero de 2007, 21:58 h (CET)
Aprovechando el Mundial de Alemania de balonmano y después de leer el pasado martes un artículo de un `colega´ de esta profesión, esta columna va dedicada a todos los que practican este deporte. No quiero ser oportunista, como otros medios de comunicación, que sólo se hacen eco cuando hay algún evento de primera fila. El balonmano tiene mucha historia, pero además, España es una de las potencias mundiales. Recordar que somos los actuales campeones del Mundo y subcampeones de Europa en 2005 y 2006 respectivamente.

Cuando eres pequeño, lo típico es que te apuntes a un equipo de fútbol o baloncesto del propio colegio donde estudias. Los `raros´ son los que eligen otro tipo de actividad extraescolar, como el balonmano. Pero este deporte engancha y de qué manera. No tiene la misma publicidad y la misma popularidad que el balompié o el basket, pero por espectacularidad y dureza, posiblemente, supere ampliamente a los dos citados anteriormente. A la vista del desconocedor, el balonmano parece un juego poco emocionante o difícil de entender, pero tiene mucha intrahistoria.

Por ejemplo, los golpes que sufren los jugadores durante un entrenamiento y más, en un partido oficial. Si nos referimos a una categoría internacional como un Mundial, se pueden hacer una idea del nivel que se concentra en esta competición. Están casi todos los mejores nombres del balonmano universal. Invito a los espectadores que nunca hayan visto un encuentro a este nivel a que lo hagan y si puede ser, en vivo y en directo. Este deporte es de calidad, de físico, de contacto y de lucha constante, donde las `leches´ (por no decir otro nombre), se reparten como la lotería. Aquí, se sanciona la falta cuando el golpe ha sido suficientemente duro como para pitarlo, no como sucede en otros deportes, donde el mínimo toque, es falta. A buen entendedor, sobran palabras y que se dé por aludido el que quiera, siempre sin perder el respeto por el resto de disciplinas.

Os recomiendo observar la cantidad de golpes o faltas que se pueden pitar en un partido de primer nivel como los de la cita mundialista que se están disputando en tierras bávaras. Quizás, hable también subjetivamente, pero sería digno de estudio el hecho que he comentado. Leyendo a mi `colega´ en otra web, comentaba que el hielo era el material más utilizado por los médicos después de los encuentros. El motivo de esto, es evidente. Bajar la hinchazón de los golpes, generalmente ocasionados por los rivales o incluso, por choques contra los propios compañeros o contra el suelo. Pero los jugadores de balonmano están hechos de otra pasta. Aguantan lo impensable en la pista hasta que terminan los partidos. Luego, en el vestuario, en el hotel o en la casa, empiezan a doler esos golpes. Los propios fisioterapeutas de este deporte se asombran de la capacidad de resistencia, de dureza y de elasticidad de estos jugadores. Muchos de estos superan los 190 centímetros con 100 kilos de peso, pero saltan y se doblan cual muñeco de juguete. Otra característica es la resistencia y la recuperación. Un ejemplo reciente, el pivote Garabaya, que se fracturó el tabique nasal hace un mes y ya está luchando estoicamente con la selección española, además, sin ningún tipo de protección, pues está prohibido por la Federación Internacional.

Mis últimas palabras de este artículo irán destinadas para alabar, de nuevo, a esos `gladiadores´ que nos dan tantas alegrías al deportes español y son injustamente tratados por los medios de comunicación. Cuando logran una éxito acaparan por unos días el protagonismo, pero luego, caen en el triste olvido. Pero también quiero animar a esos miles de niños, jóvenes o mayores que practican este deporte. Entre todos debemos poner en su sitio al balonmano.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris