Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Magia a la luz de la luna', de Woody Allen

Magic in the Moonlight es la cita cinéfila de este año con el mítico director estadounidense
Ricardo Pérez
@RicardoPrez9
miércoles, 10 de diciembre de 2014, 09:38 h (CET)
Año 1928. Stanley Crawford (Colin Firth), un reconocido ilusionista que actúa por todo el mundo bajo el seudónimo y la apariencia del mago chino Wei Ling Soo, viaja, a petición de un viejo amigo, hasta el sur de Francia para desenmascarar a Sophie Baker (Emma Stone), una médium norteamericana con supuestas facultades paranormales.

101214cine1

A pesar de lo que reza el título de la cinta que toca analizar, el cine de Woody Allen perdió la magia hace ya muchos años. Magic in the Moonlight se integra dentro de esa serie de trabajos desenfadados e intrascendentes a los que el realizador neoyorquino nos tiene acostumbrados en los últimos tiempos. Se sigue con el mismo agrado y con la misma facilidad con la que poco después se olvida. Indudablemente el sello Allen está presente en la configuración de personajes, situaciones y diálogos; pero en ningún momento se pierde la sensación de estar asistiendo a una obra menor de quien en otro tiempo fuera un gran cineasta.

Con ecos de Atrapa a un ladrón (To Catch a Thief, 1955), de Alfred Hitchcock, por estar ambientada en la paradisíaca Costa Azul o Riviera Francesa (el paseo en coche de Colin Firth y Emma Stone recuerda mucho al que daban Cary Grant y Grace Kelly en la citada obra del maestro del suspense), la película constituye una entretenida comedia romántica en la que su personaje principal, un tipo extremadamente escéptico, racional, sarcástico y pesimista (evidente álter ego del autor de Manhattan), se verá obligado a elegir entre sus fuertes convicciones ideológicas y los dictados que marca su corazón. Este enfrentamiento entre la razón y la creencia, o, si nos remitimos al título de la célebre novela de Jane Austen, entre el sentido y la sensibilidad, sirve a Allen para reflexionar sobre algunas de sus obsesiones habituales, tales como la muerte, las relaciones de pareja o el sentido último de la existencia.

La puesta en escena resulta elegante, gracias al espléndido diseño de vestuario estilo años veinte, a las exquisitas localizaciones exteriores, a la nostálgica mirada fotográfica de Darius Khondji, y a la envoltura musical a base de piezas de jazz de la época.

Como decía, una obra menor, entrañable a ratos, que seguramente guste a los admiradores más fervientes del director estadounidense.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones

Cine oriental en Sitges

El cine fantástico y el de terror permiten abordar los miedos desde su catarsis o desde la distancia de seguridad que los encuadra en clave de ficción

Cine de autor fantástico en Sitges

Los universos cinematográficos, igual que las personas que los crean, sufren la tensión de lo clásico vs. la vanguardia

Cincuenta años del Festival de Cine de Sitges

'La forma del agua' es una película llena de esperanza

Jean Pierre Lèaud: "Hacer cine implica para mí hacer cine de autor"

La película se desarrolla en el sur de Francia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris