Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Martes de Arte   -   Sección:  

Pan para hoy…

Daniel Bolufer
Daniel Bolufer
martes, 23 de enero de 2007, 21:12 h (CET)
Hambre para mañana. Las sensaciones que desprende el Real Madrid son singulares, tanto en el terreno de juego como fuera del mismo. Ni Figo, ni Ronaldo, ni Raúl, ni Roberto Carlos, ni Beckham, repóker galáctico que Capello no quiere ver ni en pintura. Ante tal panorama el equipo que saltó al ‘Ono Estadi’ no tenía pinta de cambiar el juego del equipo, y no fue difícil comprobar a los quince minutos de juego que todo sigue igual. Descoordinación, aburrimiento, horizontalidad, lo de todas las semanas pero con más ímpetu. No todo el mérito fue para el equipo blanco, el Mallorca pecó de conformista y se encontró el golazo de Reyes acabando el partido. Con Maxi en punta, solo como Tom Hanks en ‘Náufrago’, poco podía hacer el argentino ante medio Madrid defendiendo. Ahora todos se suben al carro del italiano, pero la verdad es que el Madrid, difícil que saque puntos de la forma que plantea los partidos.

La clasificación actual deja clara dos cosas. La primera es que hacía años que tantos equipos no se encontraban tan juntos, y la segunda que nadie quiere distanciarse demasiado, parece que con el frío apetece dejarlo para el final de Liga. El Barça es el único equipo que puede respirar durante una semana si consigue vencer al Betis en su partido aplazado, con Saviola que no se cansa de marcar goles y Txiki escondido cada vez que el ‘conejo’ hace de las suyas, porque la gente le quiere, y mucho.

Al Valencia parece que le ha venido muy bien caer en la Copa del Rey y centrarse en Liga hasta que vuelva la ‘Champions League’. La racha de resultados lo han metido en la lucha por el campeonato, algo casi imposible hace mes y medio pero que ahora es posible. La vuelta de Albelda marcó un antes y un después en la plantilla, donde el puesto del entrenador estuvo en duda durante bastantes semanas. El inconveniente que arrastra al Valencia desde que está Quique en el banquillo es la falta de ambición en los partidos, que acaba costándole puntos y puntos. Savio a punto estuvo de robarle dos puntos al Valencia, por lo de siempre y parece que el técnico no escarmienta.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris