Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

¡Con este Gobierno está en peligro la esencia de nuestra civilización!

Raúl Tristán

martes, 23 de enero de 2007, 21:04 h (CET)
Este Gobierno, o más bien desgobierno, pues eso es lo que parece propugnar el Presidente de la deriva, un país en el que cada descerebrado cabestro que "toca poder" hace de su terruño un pequeño reino dictatorial, donde crecen como setas las injusticias, pululan como gérmenes dañinos las leyes contra los derechos más esenciales del individuo, del ciudadano, y donde la inseguridad jurídica comienza a ser moneda corriente. Vamos, que en España, y sobre todo en ciertas comunidades autónomas, estamos copiando el sistema chavista, evomoraliano y castrista: la reducción/persecución/aniquilación de los derechos básicos del ciudadano, de sus libertades; los de las empresas; los de los medios de comunicación...

Así, se implantan sistemas de paridad intersexos, porcentajes y cupos que no son sino instrumentos para la discriminación positiva de unas y negativa de otros, impidiendo la libre competencia profesional, anulando la tradicional clasificación en base a la valía personal, que es la que debería potenciarse.

Se dictan leyes que no contribuyen a la minimización de los casos de violencia de género (que además no debería llamarse así, pues hay también muchos casos de violencia contra el varón, ya sea física o psicológica, siendo ésta última de muy común empleo por el llamado sexo débil...) sino que en algunas ocasiones se constituye en un arma que se pone en manos de la mujer, que puede emplearla cómo y cuándo le venga en gana, sin mediar realidad alguna de violencia, o sin derecho por el varón a la presunción de inocencia. Y tampoco se preocupa/ocupa de una realidad palpable: el incremento de casos de ese tipo de violencia es en parte debido a que a nuestra sociedad, plurirracial y multicultural, se han incorporado individuos procedentes de unas culturas y países en los cuales esas prácticas son admitidas e incluso fomentadas.

Se crean órganos de la administración que se dan en llamar Consejos Audiovisuales (como el CAC catalán), que no son sino réplicas mutantes actualizadas de los censores franquistas, hermanos gemelos de un Tribunal del Santo Oficio o un émulo de la Congregación para la Doctrina de la Fé, pero en el campo de lo audiovisual...
Y se elucubran leyes que pretenden controlar los medios digitales hasta el punto de permitir el intervencionismo de las administraciones, que podrán cerrar una página web, un blog, sin la intervención de un juez que dicte una orden judicial.
La cuestión última es convertir a España en un país hermano de China o de Cuba, o de Venezuela, o de Bolivia, donde la libertad de expresión, donde la libertad de prensa, son reprimidas, son perseguidas, donde la censura existe, donde la única voz válida es la del Gobierno.
Se trata de eliminar toda disensión, toda voz que se oponga a la oficial.

Sí, y también, en este país, los derecho a la seguridad, a la integridad personal o familiar, se están viendo conculcados en favor de los derechos de los criminales, de las bandas de asaltaviviendas, de los asesinos a sueldo, de los secuestradores, de los terroristas, de los matones...

Y ahora, no contentos con avasallarnos en el campo de nuestros derechos individuales a la libertad de expresión, a la información libre, a la integridad personal y la de nuestros bienes, pretenden asaltar también nuestro derecho a la propiedad privada, fomentando, ante la fracasada política de vivienda (no es fácil hacer casas de protección oficial, osea baratas, si luego se quiere seguir poniendo el cazo y llevarse la correspondiente comisión....), una política marcada por la ridícula actuación de la ministra de las zapatillas, la misma de los minipisos ataúdes, digo que se contrapone una actitud complaciente con los movimientos "okupas", con la irrupción en viviendas ajenas, con el allanamiento de morada. Una actividad. la de la "okupación", a la que se le vana a dar visos de legalidad, viéndose contemplada como un derecho en nuestro ordenamiento jurídico...

En fin, que todo aquello que nos legaron Grecia y Roma, civilizaciones cuna del Derecho, son capaces de echarlo por la borda una pandilla que parece salida de un frenopático moscovita.

Dentro de poco, se impondrán las comunas, la uniformidad de vestimenta y mental.

En breve todos leeremos el Libro Rojo de Mao, nos aprenderemos de memoria los discursos de Castro y llevaremos camisetas con la efigie del Che. Y si en algún paraje de la extinta URSS les sobra alguna estatua no derribada de Lenin o Stalin, nos la traeremos y la levantaremos en la Puerta del Sol, y a ella deberemos peregrinar todos al menos una vez en nuestras vidas.

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris