Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

Un monumento a las prostitutas

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
martes, 23 de enero de 2007, 21:02 h (CET)
Una estatua de bronce “en honor a las prostitutas del mundo”, se levantarà en el barrio rojo de Amsterdam, según una nota de la agencia Reuters. Su promotora nos explica el motivo: “en muchos paises, las prostitutas pasan difiicultades y la gente no tiene en absoluto respeto por ellas”. ¿Se trata de reivindicar a este “oficio” –conocido como “el más antiguo del mundo”- y a quienes lo ejercen? ¿De un acto de reconocimiento?

Esto me recuerda que, años atrás, paseando por Barcelona con un conocido escritor y Premio Planeta, a la vista de un unas atractivas mujeres de la vida, que “hacian la calle”, me comentó para mi sorpresa: “Estas chicas salvan a muchos matrimonios de la ruptura, salvan la institución matrimonial; en ellas, aunque sea artificial y pasajero, no pocos maridos encuentran el cariño, la comprensión y la satisfacción que no les dan, o no les pueden dar, sus mujeres; y así va tirando su matrimonio, no forzosamente carente de amor, sin romperse y sin perjudicar a los hijos. Y también muchos hombres, de condición muy diversa, encuentran consuelo efímero a sus preocupaciones, decepciones o desgracias que les depara la dureza de su vida”. Este razonamiento –tan simple como crudo-, de un conocedor de los barrios bajos de la ciudad, además de sorprenderme, me hizo caer en la cuenta de que tal vez merecía alguna reflexión.

La prostitución es una lacra social, que humilla a las mujeres, y es un desprecio a los derechos humanos de las personas que, contra su voluntad, se ven en esta vergonzosa situcación. Pero, pese a ello, en ningún país y en ninguna época, se ha logrado erradicarla. ¿Por qiué?
De reconocer esta realidad a erigirle un monumento público, una estatua de bronce, hay un gran trecho. Pero esta notícia sin duda llamará fuertemente la atención. Serán muchos los que se escandalizarán, los que se reasgarán las vestiduras., los que podrán el grito en el cielo. Tanto conservadores como, principalmente, progresistas. Pero pocos, o nadie, irán al fondo de la questión. Y los que se atrevan, ruborizados , quizás se callen o nos larguen un discurso retórico o hipócrita.

Porque mientras se sigue persiguiendo, propagadísticamente, y más o menos inutilmente o de boquilla, la prostitución facil y callejera, en las páginas de diarios, revistas, internet y en canales de televisión, continua un escandaloso mercadeo de mujeres –con todo lujo de fotos y detalle de precios-, que nadie denuncia abiertamente. Entre otras razones, porque son las páginas que más ingresos representan proporcionalmente a muchos de estos medios de comunicación, algunos muy potentes. ¿Y quién se atreve con ellos?

En este asunto, hay muchas varas de medir y mucha hipocresía. No es para aplaudir que en Amsterdam se levante un monumento, pero esta notícia debiera hacernos pensar, ser más sinceros, y afrontar el tema con más honestidad y valentía. Detrás de todo ello hay una gran carga de problemas sociales, psicológicos y emocionales, con realidades complejas y culpabilidades compartidas. No se arregla con simples acusaciones y represiones –con frecuencia, de cara a la galería- a unas desafortunadas mujeres que tienen la desgracia de garnarse cuatro perras vendiendo ilusión y consuelo fáciles de la forma que saben o como pueden. Esa estatua de bronce, que se inaugurará en marzo, constituye una dura y descarada interpelación a todos. Lo más facil es escandalizarse y condenar. No lo más realista y honesto.

Noticias relacionadas

Y llegó el euro

Hinchábamos el pecho cuando fuimos admitidos en la eurozona. No tardó en llegar el desencanto. El escaso entusiasmo por acudir a las urnas en las Europeas es ya un síntoma

En septiembre aprobarán el curso

La semana que viene se despertará con la investidura de Pedro Sánchez. Se augura fracaso; pero solo es la primera batalla

El presidente Trump redefine el concepto de “Casa Blanca”

Nancy Pelosi, lo sintetizó de una manera muy clara en sus comentarios

España se encamina, inexorablemente, al caos político

La falta de respeto por la Ley se convierte en práctica común entre separatistas, comunistas, progresistas y antisistema. Cataluña a la cabeza de la revolución contra la unidad España

Un imán y unos espías

Esta semana nos hemos enterado que, por desgracia, hubo quien, al parecer, nos ocultó toda una información necesaria para entender el porqué de los muertos y heridos en el atentado ocurrido el 17 de Agosto en el paseo más importante de Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris