Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Carrillo se arrepiente

José Jurado Saldaña
Redacción
martes, 23 de enero de 2007, 18:43 h (CET)
Hace unos días os conté que no hace mucho tiempo tuve necesidad de confesarme para acusarme de un pecado horrendo:!Odiaba a Zapatero!

El Confesor, un hombre comprensivo, me absolvió y me puso como penitencia que “sufriera con paciencia las flaquezas del prójimo”.

Estos últimos días me encontraba también en situación angustiosa y muy parecida, aunque ahora el objeto de mi animadversión era otra persona a quien los historiadores fachas atribuyen, no sé con qué fundamento, los “accidentes” que ocurrieron en Paracuellos.

Me ha reconfortado el alma saber que mi ojeriza era injustificada porque he sabido que el presunto genocida - haciendo propaganda en televisión de la reciente manifestación de la UGT- ha dicho que “él iría a la manifestación y que toda persona que tuviera un mínimo de responsabilidad debería manifestarse contra el terrorismo”.

Y no sólo se ha arrepentido, sino que se ha confesado y se ha hecho monje. Para que lo creáis os envío prueba gráfica.

Ahora comprendo la inutilidad de la condena de muerte. Si Franco le hubiera echado el guante, le hubiera llevado al paredón y nos hubiera privado de un hombre digno de imitar a sus muchos años. El ejemplo que nos ha dado el presunto genocida es elocuente, convirtiéndose en un fraile ejemplar.

La Misericordia de Dios no tiene límites.

Noticias relacionadas

Chisteras y conejos

Dolores Delgado y Pablo Casado en desayunos de Europa Press

El día que Felipe VI conoció a Quevedo

Viajar en el tiempo ahora es posible gracias a los números romanos

Microcréditos

"Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día; enséñale a un hombre a pescar y lo alimentarás para toda la vida

¡Partidos, idos! (parte 3)

La operatividad representativa ha de ser complementada con una directa participación ciudadana

Indultos. No pueden detener la Justicia, pero la puentearán

“Devuelva la mosca, amigo, y deje en paz su sangre que harto la han de necesitar las chinches de su cama. Devuelva la mosca” .Evaristo Carriego
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris