Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Un canal privado de TV para casi todos

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 22 de enero de 2007, 21:22 h (CET)
La red de redes sigue evolucionando, cada vez a mayor velocidad. De la misma forma que se incrementa la velocidad de acceso a la red, a mayor velocidad aún se avanza en la tecnología que la desarrolla.

Al principio de Internet, los especialistas en marketing auguraron un inmenso futuro al medio, pues iba a llegar a los hogares y lugares de trabajo de millones de internautas. Las primeras empresas que estuvieron instaladas en la red, con unas páginas atractivas y la posibilidad de llegar al público en general, entraron en un mercadeo desaforado, llegándose a pagar auténticos patrimonios por determinadas series de unos y ceros, debidamente estructurados, pues tal es el lenguaje informático de la red.

Luego llegó el estrepitoso fracaso de aquellos boyantes negocios que eran auténticos castillos de naipes que se desmoronaban con una bajada general de tensión, un servidor que se atoraba o por alguien que olvidó pagar el recibo de la luz que alimentaba su intranet.

Posteriormente y con más calma, fue consolidándose el sector y haciéndose fuerte. Aumentó la velocidad de conexión, pasando en menos de 10 años de 300 Kbs a 4 Mbs (un incremento del 1.200%) y bajaron los precios. Los primeros que se hicieron con un PC de relativa escasa potencia, menor que la media de cualquier computadora doméstica de hoy, pero que lo convirtieron hábilmente en un servidor y consiguieron clientes que se conectaban a la red a través de ellos, ganaron auténticas fortunas, hasta que se les saturó la capacidad. Como pasó también con muchos operadores de renombre y hasta los que ofertaban la conexión mediante la fibra óptica. Hoy la conexión inalámbrica es mucho más rápida que aquella fibra óptica y no hay que levantar las calles para instalarla. En San Francisco, Ca., la van a tener gratis durante cuatro años, en toda la ciudad.

Una firma americana, Akamai Technologies, Inc., de Cambridge, Massachussets (Akam en el Nasdaq) ha desarrollado un sistema audiovisual para contenidos de Internet que permite la visualización y audición perfectas, debido a su sistema a prueba de fallos, de grandes prestaciones.

Lo que viene a ser esta plataforma inteligente, en definitiva, es un canal de televisión que se capta en cualquier PC conectado a la red y medianamente bien dotado, que no precisa de los tiempos de descarga que hasta ahora estamos acostumbrados, para ver vídeos de unos pocos segundos o minutos. Entras en el sitio Web y lo ves. La programación de los contenidos puede ser de 24 horas sobre 24 y los 365 días del año. Lo que lo convierte en un auténtico canal privado de televisión, susceptible también de emitir en directo. Todo depende de la producción que el propietario quiera colgar.

Como dice la propia Akamai, EdgeSuite de Akamai provee la tecnología de Distribución de Contenidos más sofisticada de la industria en conjunto con la red global de servidores distribuidos, más grande del mundo que eliminan los puntos únicos de fallo, dotando de una escalabilidad prácticamente ilimitada y ofreciendo unas prestaciones en la distribución de contenidos hasta ahora imposibles de conseguir por otros medios. La plataforma utiliza tecnología avanzada para identificar el servidor más cercano a cada usuario en un momento dado de tiempo. Debido a que se sirve a cada usuario desde el servidor mas cercano basándose en las condiciones de Internet y en tiempo real, el contenido de vídeo se sirve de forma fiable, con la mínima pérdida posible de datos, y por tanto con la mejor calidad técnica posible.

La calidad de la imagen es ciertamente espectacular, máxime teniendo en cuenta que no hay lapso de tiempo para la descarga. Lo que de hecho convierte a este soporte en una extraordinaria herramienta para hacer llegar los mensajes a un indiscriminado número de destinatarios de todo el planeta, en un formato excelente. El propio sistema recoge la información de cada uno de los hits, por lo que puede elaborar una estadística completa, con el 100% de los visitantes.

No olvidemos que Internet es lo menos privado del mundo. Las comunicaciones a través de la red son accesibles a cualquier hacker aficionado que haya aprendido a piratear por correspondencia, normalmente en la propia red. Así pues, cabe recordar tal vez que para los verdaderamente interesados, el acceso a los ordenadores personales para ver el perfil del usuario que entra en su página y a través de los sitios que ha visitado, es ya cosa de patio de colegio. Un firewall puede dificultar la inspección no deseada; pero sólo dificultarla. Y pensar que hay despachos profesionales que remiten sistemáticamente por correo electrónico convencional, información confidencial de clientes, propuestas de contratos y hasta contratos definitivos, pone los pelos de punta, por la falta absoluta de privacidad de la red.

De manera que cualquiera que esté en situación de poner un cuarto de millón de euros al año, puede hacerse con un canal de TV privado que llega a cualquier internauta del mundo, para venderle la moto, una enciclopedia o convencerle para que vote en las siguientes elecciones municipales en tal o cuál sentido.

Una poderosa arma para meterse en la intimidad de nuestro PC está lista en el mercado, para que encontremos la casa de nuestros sueños, descubramos el coche que siempre habíamos deseado, conozcamos en primera persona y por boca de su presidente, las ofertas de seguros de vida de esa compañía o nos convenzan de que la OPA tiene un significado absolutamente económico o manifiestamente político.

La ciencia avanza que es una barbaridad…, impulsada por el marketing, claro.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris