Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   El telele   -   Sección:   Televisión y Medios

Crítica para no leer

Sergio Sainz

jueves, 13 de septiembre de 2007, 17:02 h (CET)
Sí. Lo siento. Esta es la crítica que jamás debiera haber escrito, pero uno es sincero y trata de hacer lo mejor posible su trabajo. Y me explico. Hace dos semanas Telecinco estrenó el ciclo ‘Películas para no dormir’, una iniciativa de lujo con el gran maestro Chicho Ibáñez Serrador como rey midas en la sombra. Pues bien, he sido incapaz de ver las dos películas emitidas. Básicamente por una razón de peso: soy miedoso. Y los miedosos tienen miedo y el miedo les atenaza. Pues eso me pasa a mí. Por eso reconocer ante los lectores que he sido incapaz de ver los filmes atemorizantes es como un lavado de conciencia crítica. En el fondo quedo fatal, porque uno debiera estar de vueltas con la ficción que es sólo ficción. Pero cuando los mecanismos internos funcionan solos la historia cambia.

Este viernes hice un intento y visioné algunos planos de la historia emitida: ‘Para entrar a vivir’, dirigida por Jaime Balagueró. Las caras de Macarena Gómez y Nuria González llenas de sangre, entre gritos, bastaron para confirmar mi profecía y mi miedosidad. Sólo unas imágenes tenebrosas, con unos actores bien plantados, fueron suficientes para negar la capacidad visionadora de este crítico sin fin. Pero es curioso que me autoengañé alguna que otra vez con el recurso del zapping y vi más planos, que me bastaron para elogiar la calidad de un ciclo que ha estado guardado en la nevera por los siglos de los siglos. Y eso que grandes directores y un gran talento directivo lo respaldaban, pero ya sabemos que el cine patrio como que no tiene el tirón de audiencia que se supone mínimo.

Entre botones del mando una ocasión más mis dedos dieron con la fuerza del cinco y conecté con el final de la historia. Me sorprendió que cortaran de cuajo los créditos finales, aunque no sé por qué. Esto viene siendo una práctica tan común que ya no sería raro que muchos vieran ídem la retahíla de trabajadores de tal o cual película. Pero creo que se merecen un respeto por su labor. Eso sí que lo puede ver y también me dio mucho miedo. Es una falta de respeto tremenda al trabajo de centenares de personas volcadas en un proyecto en el que están, pero en el limbo. Triste. Como triste es esta crítica, lo sé, por eso desanimaba desde el título a su lectura. Lo siento.

FICHA TÉCNICA
- Programa: ‘Películas para no dormir: Para entrar a vivir’.
- Canal / Horario: Telecinco, Viernes 22.45 horas.
- Audiencia: 2.211.000 espectadores, un 15% de share.
- Sí: Al espacio para la creación cinematográfica española y a su emisión, por mucho que el público prefiera corazonadas cardiacas o moranquismos segunderos.
- No: A la falta de respeto por todo el equipo de trabajo cortando los créditos finales. Es una jugarreta muy mala, como la propia crítica miedosa.

Noticias relacionadas

Más de 10 millones de espectadores vieron el España-Portugal

Telecinco lidera el día seguida de Cuatro

España, el país europeo que más ve Netflix fuera de casa

Aeropuertos y aviones, trenes, autobuses, cafeterías y restaurantes y la playa, son los lugares favoritos

Maggie Civantos vuelve a 'Vis a Vis' para su cuarta temporada

Se incorporará muy pronto al rodaje, que comenzó la pasada semana

Divinity estrena ‘De mayor quiero ser…’, un programa para inspirar a la nueva generación de niñas

Cuatro entregas basadas en casos de éxito profesional

La serie 'Looser', de Soy Una Pringada se convierte en el mejor estreno de Flooxer

Está escrita, dirigida y protagonizada por Esty Quesada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris