Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

Una mujer más en la palestra

Jabier López de Armentia
Opinión
lunes, 22 de enero de 2007, 21:22 h (CET)
Con Hilary Clinton ya son muchas las mujeres que han saltado a la palestra política nacional e internacional. Desde presidentas de parlamentos, como el vasco con Izaskun Bilbao, hasta presidentas de gobierno, como Michelle Bachelet en Chile. La mujer ha cobrado una gran importancia en la esfera política.

Angela Merkel, Michelle Bachelet, Ségolène Royal, Maria Teresa Fernández de la Vega, Izaskun Bilbao, son sólo algunos nombres de muchas mujeres que han conseguido realizar su sueño, que no era otro que equipararse a los hombres con los mismos derechos y las mismas oportunidades.

Las estadísticas son claras. Al terminar el primer lustro de este siglo, había en el mundo cinco mujeres presidentas de sus respectivos países: Irlanda, Letonia, Finlandia, Filipinas y Sri Lanka; y cuatro primeras ministras: Angela Merkel en Alemania, Helen Elizabeth Clark en Nueva Zelanda, Khaleda Zia en Bangladesh, y Luisa Diogo en Mozambique. Al empezar el año 2006, Michelle Bachelet fue elegida presidenta de Chile y a los pocos días Ellen Jonson Sirleaf llegó a la presidencia de Liberia. Los datos lo dejan bastante claro, no podemos hablar de “paridad” electoral en cargos presidenciales, pero considero que vamos por buen camino y que pronto veremos una sociedad dominada por hombres y mujeres en igualdad de condiciones.

Con trabajo, esfuerzo e ilusión, muchas mujeres están consiguiendo realizar sus sueños y los de muchas mujeres, dejar de ser un colectivo marginado y apartado de las grandes esferas del poder. Cada vez son más las mujeres que toman decisiones que afectan a muchos trabajadores y los resultados hasta la fecha son los mismos que con los hombres. El único problema que veo de este “boom mediático” que se instaura en la sociedad occidental con candidatas a la presidencia de numerosos países es el electoralismo y aprovechamiento político que sacan de las candidatas.

Desde mi punto de vista, muchos partidos están colocando a mujeres como cabezas de lista por simple electoralismo, por conseguir un lavado de imagen y aspirar a conseguir el poder. Esta práctica es deleznable y no sólo deberíamos erradicarla de nuestra “cultura política” sino empezar con los más pequeños, enseñando a nuestros hijos que tanto mujeres como hombres son iguales y tienen los mismos derechos y oportunidades.

Hilary Clinton es el último caso de mujer candidata a la presidencia de un país, en este caso el de EE.UU. Es inevitable plantearse muchas incógnitas que se desvelarán con el paso del tiempo. ¿Será Hilary Clinton una marioneta del Partido Demócrata? ¿Será Hilary Clinton un lavado de imagen del Partido Demócrata para arrebatar el poder a los Republicanos?. Desde ayer se ha convertido en la favorita de entre todos los aspirantes demócratas a la presidencia, seguida por el senador Barak Obama, quien también ha hecho historia al ser el primer estadounidense de raza negra que compite por la Casa Blanca. En líneas generales parece que el Partido Demócrata ha optado por un candidato “populista” que encandile a los sectores feministas, colectivos étnicos marginados, asegurándose así el voto de sectores normalmente abstencionistas.

Esperemos que Hilary Clinton no se convierta en una marioneta del poder político varonil, y pueda ser un referente en la lucha de los derechos humanos, que mucha falta le hace a su país.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris