Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Periplos   -   Sección:  

Un paseo por Segovia

Jaime Ruiz de Infante
Jaime Ruiz de Infante
jueves, 29 de marzo de 2007, 10:43 h (CET)
Cuando el viajero llega a Segovia percibe una cierta quietud estética, un genuino y entrañable aroma provinciano, donde la historia ha ido modelando un escenario netamente medieval, festoneado por prestigiosos mesones que ofrecen el paisaje segoviano en sus mesas.

El atractivo principal de esta ciudad castellana, reside en la inmutable belleza de sus iglesias románicas; en la paz que se respira en sus numerosas placitas y callejas, que incitan a la conversación y tertulia. Este ambiente de sosiego excepcionalmente se trunca en torno a los monumentos emblemáticos, como La Plaza del Azoguejo –Zoco pequeño- con su imponente Acueducto Romano, equilibrio de piedras graníticas sin argamasa, que empequeñece al viajero al intentar recoger, en sus cámaras de fotos, dos mil años de historia.




Retrato de la Catedral.


Suele ser punto de reunión e inicio de un recorrido peatonal de cientos de turistas desorientados. Grupos infantiles atropellan, al viandante, con sus gritos y carreras; obedientes alemanes siguen a los guías en formación cerrada; franceses petulantes afirman que la torre Eiffel es más alta; desastrosos americanos mascando chicle preguntan donde hay un McDonnall: japonesitas clonadas ríen nerviosas mientras disparan sus flases; gitanas descaradas ofrecen manoseados claveles; vendedores ambulantes apabullan con mil recuerdos innecesarios…

Aromas de sopa castellana y cochinillo asado, del Mesón Cándido, se funden con el piar de pájaros y palomas, que descienden de sus nidos romanos a disputarse bocadillos abandonados.

La bulliciosa y pina calle Cervantes, conocida también como Calle Real, jalonada de románico, fachadas de picos y serigrafías segovianas, arranca de esta desproporcionada plaza. El recodo del Mirador de la Canaleta nos ofrece una vista de copos asentados en pinares y cimas de Navacerrada.

La calle Real sigue su curso ascendente dejando a su paso palacios cuyos bajos pertenecen hoy a oficinas bancarias; las antiguas tiendas menestrales se han convertido en expositores de informática y telefonía móvil; los clásicos figones castellanos luchan, sin mucho éxito, con los establecimientos de comida rápida.




El imponente acueducto.



En la Plaza de Medina del Campo, al pié de la estatua de Juan Bravo se agolpan mesas de cafeterías mientras un saxo crea un extraño ambiente de jazz. Al fondo El Torreón de Lozoya, una mole de granito con labores del siglo XIV, acoge el mundillo literario segoviano; allí –como decía el clásico- a las ocho de la tarde, o das una conferencia o te la dan...

Por estos aledaños se encuentran restos de Sefarad, de hecho hay un barrio judío y numerosos edificios atestiguan la importancia semita de esta población. Un ejemplo es el convento del Corpus Christi, antigua sinagoga hasta 1410, nombre que ha dado a la plaza donde se ubica y que encontramos en nuestro camino. La corta calle de Isabel La Católica nos lleva al corazón de la ciudad: La Plaza Mayor, con el Ayuntamiento, el Teatro Juan Bravo, y la Catedral.

Bajo sus soportales, jalonados de restaurantes, cafeterías y tiendas de recuerdos, pasean del brazo el cotilleo y la murmuración. Las fuerzas vivas se saludan ceremoniosamente; políticos de distintas facciones se observan y vigilan con cinismo; es, sin duda, el lugar idóneo para ver y dejarse ver.

Dónde comer en Segovia

La Plaza del Azoguejo, con su imponente El Acueducto Romano -declarado por la UNESCO Monumento Patrimonio de la Humanidad- en el número 5 de esta universal plaza nos encontramos con un santuario gastronómico: Mesón Cándido. (Tel. 921 425 911). Uno de los establecimientos referentes de Segovia desde el siglo XVIII. El que fuera Mesonero Mayor de Castilla dejó su legado a su hijo Alberto quien a su vez comparte tareas con su hijo Cándido. En la carta figura los famosos judiones de la Granja y el clásico cochinillo asado, aunque la perdiz escabechada sea otra opción nada desdeñable. Unos 35 €. Elogiable la Fundación Cándido que integra apersonas con minusvalía, en el mundo de la restauración. Nuestra calificación: 7,9.

Camino de la Plaza Mayor, la Catedral y el Alcázar, es necesario subir por la pina calle Cervantes, conocida también como Calle Real, jalonada de monumentos, placitas y recodos. En el número 12 se ubica el emblemático Mesón Duque. (Tel. 921 462 487) La saga de los Duque fundó este local en 1895, y desde entonces goza de gran predicamento. Un menú variado puede iniciarse con un picadillo de matanza, dorada a la bilbaína y platos castellanos rematados con un ponche segoviano. Menú típico: 29 €, a la carta 35. Calificación: 6,5.

Por los aledaños de la Plaza Mayor está uno de los establecimientos más acreditados de la capital: Mesón José María. (Cronista Lecea, 11. Tel 921 466 017). Como no podía ser menos el cochinillo asado, de criadero propio, junto con los escabechados y setas de la temporada son los platos más solicitados. También de elaboración propia es "Pago de Carraovejas" un tinto de la casa con Denominación de la Ribera del Duero. Menú degustación: 36 €. A la carta unos 38 €. Calificación: 7

Y plena Plaza Mayor dos establecimientos parecen competir en creación y calidad: Villena, (Tel. 921 461 742). Dos plantas con ambiente distinguido y moderno donde Julio Reoyo apuesta por una cocina un tanto vanguardista. Taco de bacalao con espinacas y queso de Aldeonete, rabo de ternera estofado al Oporto sobre cremoso de col y postres creativos. Nutrida bodega. Menú degustación: 48 €. A la carta: 50. Cierra domingos noche y lunes. Calificación: 7,9

En este mismo escenario, La Concepción: (921 460 930) Cocina creativa de temporada que rompe con la clásica oferta local. Nicolás Fernández sugiere risotto con huevo escalfado, pichón braseado con puré de pistachos y suflé de chocolate, todo servido en un romántico sótano abovedado.
Menú turístico: 29 €. Menú diario: 15 €. Calificación: 7

En el Paseo de Ezequiel González dos restaurantes rivalizan por las mejores calificaciones de las guías gastronómicas nacionales. Maracaibo.-Casa Silvano En el número 25. Tel. 921 461 545). Oscar Hernando ofrece una cocina innovadora con raíces castellanas. Menestra de setas con foie, yema de huevo y ralladura de trufa; secretos de ibérico y un abanico de sugerentes postres imaginativos. Calificación: 7,5

Y en el número 26, el Hotel Los Arcos presume de tener uno de los mejores restaurantes de la ciudad: La Cocina de Segovia. Una propuesta tradicional con platos imaginativos: marmitako con chipirón y carabinero; raviolis rellenos de rabo de buey con manzana y dulces postres vanguardistas. Menú degustación: 44 €. Calificación: 7,5


AGENDA DE SEGOVIA


- Centro de Recepción de Visitantes. Plaza de Azoguejo, 1. Tel 921 466 720. oficina-turismodesegovia@cyt.es

- Fiestas Patronales: San Frutos, 25 de octubre.

- Mercado, Todos los jueves, en la Plaza Mayor.


DÓNDE DORMIR


H. Alcázar ****


S. Marcos, 5

Tel. 921 438 588

Edificio del S. XVIII A los pies del Alcázar con inmejorables vistas. Lámparas de cristales y alfombras de la Real Fábrica de Cristal y de Tapices, respectivamente.

H. Los Arcos. ****

Pº Ezeqiel Gonzáles, 26

Tel. 921 437 462

Cercano al Acueducto

Parador de Turismo Segovia. ****

Crta. De Valladolid s/n

Tel. 921 437 362

Su arquitectura rompe un tanto los edificios monumentales en donde suelen estar enclavados la mayor parte de los Paradores. Fuera de la ciudad aunque con bellas vistas En Cualquier caso es espléndido.

H. Infanta Isabel ***

Plaza Mayor, 12

Tel. 921 461 300

Ubicado en un edificio del S. XIX en el corazón de la ciudad

H. Los Linajes ***

Doctor Velasco, 9.

Tel. 921 460 475

Instalado en la Casa de los Linajes, del S. XIX. Relajante.

H. Corregidor **

Ctra. Ávila, 1 - 40002 Segovia

Tel. 921 425 761

reservas@hotelcorregidor.com

A cinco minutos del Acueducto. Un dos estrellas que merece cuatro. Buena relación precio calidad. Con restaurante y un buen abanico de propuestas turísticas.

Noticias relacionadas

Lalanne Reserva, un genuino Somontano con recuerdos de Burdeos

Más de 100 años elaborando vinos de calidad es la vitola de Bodegas Lalanne

Heidi Klum y sus posaderas

Todos los veranos podemos ver fotos de las famosas y sus despistes en la playa. Un bikini mal colocado, el pelo despeinado...

4.300 árboles para la recuperación del oso pardo en el Bierzo

Más de 7 hectáreas de monte con el fin de recuperar el hábitat natural del plantígrado

Bodegas Martín Códax presenta la II edición de conciertos “Os Xoves de Códax”

La terraza-lounge de Bodegas Martín Códax se encuentra en la colina de Burgáns

Vuelven a Barcelona los veleros clásicos

VI edición de la regata Puig Vela Clássica
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris