Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Apocalypto

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
domingo, 21 de enero de 2007, 18:54 h (CET)
No se precisa ser crítico especializado para apreciar la calidad de una película. Hasta un corriente espectador puede saborear la belleza, técnica y mensaje encerrado en un filme, así como la mediocridad o bazofia de otro, en el que han tratado de darle gato por liebre.

No es novedoso afirmar que el director, actor, escritor y productor australiano Mel Gibson es uno de los registas que no defraudan al espectador. Su última película Apocalypto es un filme singular que deja sin respiro a la gente y produce una impresión imborrable con el regusto de haber visto una obra que merecía la pena.

Tras sus dos geniales, rentables y premiadas cintas “Braveheart” (1995) y “La pasión de Cristo”(2004), la reciente “Apocalypto” le sitúa, por méritos propios, en la más alta cota de celebridad, frente a los que discutían ser uno de los cineastas más grandes de todos los tiempos.

He leído y oído a varios críticos profesionales en la materia y coinciden en juzgarla como una obra maestra. Es cierto, que tiene escenas violentísimas al relatar las costumbres cruentas de los mayas, pero en nada contradice la realidad existente, según expertos arqueólogos e historiadores de la cultura maya.

Además de sus indiscutibles valores cinematográficos y la tensión emocional y espectacular que no decrece un solo momento, la cinta trasmite un estupendo mensaje simbólico-como final esperanzador – al aparecer las naves españolas en las costas mexicanas.

Noticias relacionadas

Platón y el conocimiento

En la actualidad se sabe que la vitamina D interviene en variados procesos fisiológicos del organismo, tanto metabólicos como endocrinos e inmunológicos e incluso, estudios observacionales, sugieren una posible relación de la deficiencia de vitamina D con el desarrollo de algunos tumores.

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris