Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La borrachera seca de Zapatero

Remedios Falaguera
Remedios Falaguera
sábado, 20 de enero de 2007, 23:27 h (CET)
No soy una experta en el análisis político ni tengo intención de ello. Pero hay veces en que la observación y el sentido común bastan para ver la realidad en su justa medida.

Pues bien, esta tarde, leyendo documentos sobre el alcoholismo y sus problemas, me he topado con lo que se denomina el Síndrome de la Borrachera Seca. Una enfermedad psíquica que sufren “los alcohólicos que dejan de beber, pero que no crecen emocionalmente”.

Y, sin darme cuenta - me ha debido de fallar el subconsciente-, con cada palabra y cada frase que leía, recordaba las duras declaraciones de Rajoy al afirmar que “para ser presidente del gobierno deberían exigir algo más que ser mayor de 18 años y ser español”.

Y es que, nos guste o no, los síntomas de esta enfermedad resumen exactamente la conducta de Zapatero, aunque a mí, y por cortesía a nuestro presidente, preferiría llamarlo simplemente personalidad inmadura.

Les cuento. Este Síndrome se suele reconocer por ocho síntomas característicos:

1. Se sienten dueños de la verdad y, por tanto tienen el derecho y la obligación de decir al mundo lo que deben hacer y qué es lo que está bien y está mal, aunque para ello deban tender a la exageración de sus afirmaciones.

2. Suelen tender a una actitud infantil caracterizada por el sentimentalismo, los caprichos, la inconstancia, la superficialidad... dependiendo en todo momento de que “alguien” les resuelvan los problemas.

3. Se siente incómodo consigo mismo y no sabe por qué. Es incapaz de analizar sus propios conflictos y traslada su culpabilidad a los demás.

4. Niega su realidad, se autoengañan. No tolera las críticas por lo que, por favor, mucho ojo con esta frase: “Muchos de ellos se refugian en el servicio o en la tribuna y hablan más de otros que de ellos mismos.”

5. Culpan a los demás de sus propios fracasos, puesto que no tienen intención de cambiar. Para ello, siempre encuentran argumentos muy convincentes con los que manipular a terceros.

6. Gran dependencia emocional hacia la madre, la esposa o algún miembro de la familia.

7. No tienen interés por los demás, simplemente los utilizan para conseguir sus fines. Y si para ello necesitan la polémica y la crítica, no se cortan.

Y 8. Todo esto les hace sentirse inquietos e irritables, pasivos…incluso tienen problemas de insomnio.

Si a todo esto le añadimos conceptos propios de la personalidad inmadura como egoísmo, narcisismo, egocentrismo, irresponsabilidad, permisividad, mal perdedor, débil, voluble, inconstante, frívolo, etc. nos podemos preguntar:

¿Podemos llegar a afirmar que nuestro presidente es una persona a medio hacer y que no está en condiciones físicas ni psíquicas para gobernar este país? ¿En qué síntomas evidentes de este análisis podríamos basarnos para afirmarlo?

Desgraciadamente, si este artículo- ficción se confirmara, y si nuestro presidente ratificara con su actitud todas estas características, a los ciudadanos de bien sólo nos va a quedar una solución: rezar, rezar mucho, y manifestarnos exigiendo su dimisión, ahora que todavía nos queda algo de tiempo.

Noticias relacionadas

Gobierno fallido de Quim Torra

Tras montar cementerios playeros ya se puede esperar cualquier cosa, cualquier idea y cualquier planteamiento por absurdo que sea

Una voz para los muertos

Uno de los más extraños episodios de la política norteamericana aconteció el 30 de mayo de 1934, cuando un congresista norteamericano acusó a los Rockefeller de haber encendido la chispa de la guerra del Chaco

Teoría de género bien entendida

¿Qué buscamos, la seguridad o la verdad?

Bandadas fantasmales

Hay demasiados fantasmas en activo, que toleramos de manera absurda

La fe

Una de las situaciones más difíciles que pasamos los cristianos se produce cuando tenemos que dar razones de nuestra fe
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris