Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La gran mentira

José Jurado Saldaña
Redacción
sábado, 20 de enero de 2007, 23:27 h (CET)
En una ocasión –y creo que no volveré- sentí una gran entusiasmo y admiración por Don Manuel Chaves. Fue aquélla en que, empezándose a redactar el Proyecto del Estatuto andaluz, se estampó que “Andalucía era una Cominidad Autónoma dentro de la indisoluble unidad de la Nación española”.

Aquello culminaba todas mis pocas ilusiones autonómicas y compensaba el sentimiento de frustración que me produjo el hecho de que los catalanes lograran que en su estatuto se proclamara que “Cataluña es una Nación.

Pero aquel entusiasmo, que se vio confirmado cuando el propio Chaves, en su altavoz televisivo, dijo que “Andalucia ni era Nación ni lo había sido nunca”,me duró pocas horas. Las justas hasta que Chaves recibió una monición del monclovita:

-Pero, Manolo, ¿Qué has dicho? ¿Cómo vas a darle una bofetada a los catalanes dejándolos a ellos solos como una Nación junto a España? ¿No te das cuenta de que lo que yo pretendo es Un Estado Federal?. Andalucía tiene que ser Nación.
-¿Qué me dices, José Luis? ¿Cómo voy a desdecirme de lo que he dicho hace veinticuatro horas? Si eso es lo que pienso yo y la totalidad de los andaluces.
-Eso lo tienes que arreglar. Los compromisos que tengo con el tripartito no me permiten que tú saques los pies del plato y aparezcas como un facha más.
-¿Y qué puedo hacer?
- No digas que sois una comunidad dentro de España, sino una “realidad nacional”
-Pero eso es lo mismo que decir que somos una Nación.
-No, no es igual. Te lo digo yo. Tú ponlo así y búscate un “entendido” que te haga un Preámbulo farragoso y con un “jipío”
muy largo y la gente ni se entera.. Que hable de los ancestros de Andalucía, de los Omeyas, de Omar ben Hafsun, del Santo Reino, de las Cortes de Cádiz, de Blas Infante “Padre de la Patria Andaluza”, que ya dijo que cada pueblo tiene derecho a elegir su futuro, del flamenco, de la Giralda, del Betis y, si hace falta, de la Niña de los Peines.

Y, de acuerdo con las instrucciones del monclovita, se metió en el Estatuto lo de la “realidad nacional”.

En vano muchos dijeron que ese era un concepto muy ambiguo porque también son realidades nacionales el Mulhacén, el Puente de Triana y el Rocío.

Yo esperaba que el Partido Popular mostrara firmeza, oponiéndose a ese engendro, pero Arenas se arrugó.Y menos mal que logró que en el art 2º se hiciera constar que “la Constitución reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de España”.

Y esta es la gran mentira porque la Constitución ni dice qué es una nacionalidad, ni cuáles son las históricas, ni equipara Nación a nacionalidad. Andalucía ni es Nación ni lo ha sido nunca.

Ya lo sabes, andaluz: Si crees que no hay otra Nación que España, forjada a lo largo de los siglos y que su unidad es indisoluble VOTA NO EN EL REFERENDUM.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris