Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ver   juzgar y actuar   -   Sección:   Opinión

Una España problemática

Francisco Rodríguez Barragán
Francisco Rodríguez
miércoles, 17 de enero de 2007, 22:25 h (CET)
La confusa e inquietante política que sigue el gobierno de Rodríguez Zapatero desde que comenzó su andadura se ha visto agravada desde el desastre provocado por ETA al final del año pasado. No se percibe una línea de actuación coherente. Se hace volar una parte del aeropuerto de Barajas con una importantísima carga de explosivos, mueren dos personas y se destruyen miles de vehículos y no se informa de la investigación, no se reúne el gabinete de crisis hasta pasados bastantes días, el Presidente con calculada ambigüedad dice que suspende la negociación con ETA, que no es lo mismo que romper toda clase de relación con ella. Todo ello después de sus altisonantes y huecas palabras de que tenía la convicción de que estábamos mejor que antes y que este año estaríamos mejor. Todo falso, todo mentira. Si el atentado ha sorprendido al Gobierno es que el Ministerio del Interior estaba de vacaciones. Los rumores eran que podía producirse algún atentado y así ha sido. ¿Cómo es posible que pasen estas cosas? La banda de criminales de ETA no sabe hacer otra cosa que golpear a los españoles esgrimiendo la patraña del conflicto vasco. Cataluña parece estar exenta de peligro gracias a las gestiones de Carod-Rovira en Perpiñán.

Todos nos preguntamos ¿cómo se puede negociar con los criminales? También nos hacen daño las bandas de narcotraficantes y delincuentes organizados del este de Europa y a nadie se le ocurriría dialogar con ellas, sino poner en marcha a la policía y a la justicia para perseguirlas y encarcelarlas.

Por el hecho de que invoquen que luchan por la independencia de Euskadi no dejan de ser terroristas y asesinos. ¿Por qué Rodríguez Zapatero se empecina en negociar con ellos? Siempre habla de conseguir la paz, lo cual suena cada vez más a hueco. Paz ¿a qué precio?

Por otro lado la ETA lanza un comunicado en que sigue amenazando a España, dice que el alto el fuego se mantiene y que la culpa es del gobierno que no cumple sus compromisos. ¿Qué compromisos tiene Rodríguez Zapatero con estos asesinos? Empiezo a sospechar que algo debe haber. El mismo que firmaba con el gobierno del PP el Pacto por las libertades y contra el terrorismo, estaba al mismo tiempo hablando con ETA. Desde que llegó al poder, ha tenido una preocupación constante por evitar que nadie intente relacionar a ETA con el 11-M, ha puesto en la Fiscalía General del Estado a Conde Pumpido para echar a Fungairiño y favorecer al máximo a los etarras, también puso a Peces-Barba para desactivar a las incomodas víctimas que, obviamente, no aceptan ninguna negociación sino que claman porque se haga justicia. Pidió una autorización al Congreso para negociar con ETA e incluso llevó al Parlamento Europeo su actuación buscando un respaldo a sus manejos
¿Qué pretende Rodríguez Zapatero? Dado que se considera más listo que nadie, posiblemente ha pensado que, si consigue desacreditar al PP, él puede convertirse en un Presidente permanente.
Nuestro desgraciado sistema electoral hace posible que los nacionalistas tengan casi siempre la llave de la gobernabilidad, por tanto aceptando sus planteamientos, como ya ha hecho en Cataluña, siempre contará con su apoyo, mientras que el PP no le será nunca posible gobernar si no consigue la mayoría absoluta, lo cual es improbable mientras que el PSOE cuente con la mayor parte de los medios de comunicación a su favor. El PP no supo administrar su mayoría absoluta del 2000 para hacer las reformas necesarias, mientras que el PSOE, asustado por esa mayoría, se movilizó para acabar con el PP (Prestige, Irak, 11-M…) y lo está consiguiendo, ya que haga lo que haga, siempre escuchara el estribillo de Fernández de la Vega, “ustedes se equivocan una vez más”.
Al mismo tiempo una serie de disposiciones educativas tratan de asegurarse el adoctrinamiento de los ciudadanos. Adoctrinamiento que hace más de veinte años se puso en marcha en Cataluña y Euskadi a través de la educación en catalán y las ikastolas vascas y que ha resultado eficaz para inocular el virus nacionalista a los jóvenes.

Pero si la democracia consiste en votar cada cuatro años unas listas cerradas, para elegir unos representantes que no se sienten obligados con sus votantes, sino con las cúpulas de sus partidos, que deciden quien va o no en las listas, estamos aviados. El ejercicio de la democracia exige de los ciudadanos una permanente desconfianza hacia los políticos que nos gobiernan y a quienes pagamos sus sueldos con nuestros impuestos. No hemos delegado en ellos para que hagan lo que se les antoje, sino para que sirvan a todos los ciudadanos mediante el mantenimiento de un orden justo, cumpliendo y haciendo cumplir la Ley sin trampas ni usos alternativos del derecho. Los que busquen el poder como disfrute permanente de privilegios y corrupciones, deben de ser erradicados de la vida política sin contemplaciones.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris