Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿A dónde nos conduce usted, señor Presidente?

Miguel Massanet (Barcelona)
Redacción
jueves, 18 de enero de 2007, 18:42 h (CET)
La credibilidad del señor Zapatero como oráculo puede ser puesta en duda, como espiritista no vale un pepino, pero cuando se luce de veras es en el momento en que se pone la cara de hombre de estado y asegura, ex cátedra, que va a llevar cabo, con firmeza, uno de sus propósitos, por ejemplo: el de suspender las negociaciones con la banda terrorista de ETA. Apenas han pasado unos días del atentando de Barajas y ya conocemos, de buena tinta, que el señor Presidente nos ha mentido otra vez. Sí, señores, porque de suspensión, nada de nada. Los socialistas vascos ya se han reunido con Batasuna en un “encuentro a alto nivel”, según informa la prensa.

Si algo nos faltara a los expañoles para quedar convencidos que se nos está manejando como muñecos de guiñol, este sólo hecho bastaría para que abjuráramos de cualquier información que nos pretendiese trasmitir ese Gobierno que tenemos la desgracia de padecer. ¿Cómo es posible que apenas inhumados los cadáveres de las dos víctimas y antes de que los ecos de la explosión se hayan difuminado de los oidos de todos los ciudadanos; los ariscos socialistas del país vasco, haciendo caso omiso del clamor de la ciudadanía, se vuelvan a reunir, como si nada hubiera pasado, con la representación de ETA?, y todo ello mientras la reaparecida señora Vicepresidenta hacía gala de determinación y buenos propósitos para luchar con energía contra la banda desde la legalidad y la firmeza ¡se necesita tener jeta! Por si fuera poco todavía le carga las culpas del fracaso de la negociación al señor Rajoy (¿cuándo este buen hombre aprenderá a aprovechar las ocasiones?) que aguanta impertérrito todo lo que le echen.

Estamos en una situación Kafkiana, por lo desesperada y absurda, en la que cada vez nos da más la sensación de vernos envueltos en un mundo imaginario de bonanza y tranquilidad –según nos explican desde el Gobierno –, y en un truculento caos político– según percibimos nosotros –, donde la sinrazón y la desfachatez dominan todo el panorama político y nos arrastran hacia el torrente de lo absurdo. Una muestra: la ETA dice que mantiene la tregua y que no quería hacer daño a nadie ¡claro que no! Usted pone media tonelada de explosivos en un aparcamiento público de un aeropuerto y lo hace sólo para asustar, ¿cómo va usted a querer matar gente en un sitio como éste donde sólo aparcan seiscientos coches? ¡Hacen falta narices!

Vean, si no, la situación en Cataluña. Se habla de diálogo “bilateral” entre Zapatero y Montilla, se dan noticias en la prensa catalana comentando con toda normalidad, y en portada, lo siguiente: “Los dos gobernantes socialistas cambian el chip de las relaciones entre Catalunya y España”. ¿Han visto ustedes algo más alucinante? Resulta que hay diálogos bilaterales entre el Jefe del Gobierno de la Nación y el Presidente de una autonomía, ¿qué quiere decir esto de bilateral ni que, puñetas, significa lo de relaciones entre Catalunya y España? ¿Desde cuándo la comunidad catalana se ha erigido en estado independiente? y ¿desde cuándo el Gobierno de la Nación tiene que negociar de igual a igual con el representante de una autonomía? ¡Vivir para ver! Aunque, a fuer de sinceros, ya nos lo temíamos y lo veíamos venir con lo del famoso Estatut. Por cierto, señores del Tribunal Constitucional, ¿cuándo dictarán su resolución sobre los recursos presentados?, empieza a dar mala espina tanto retraso, ¿no será que esperan a que se calmen las aguas revueltas por el terrorismo para dar la campanada? Demasiado tufo a componenda, señores magistrados.

Estamos ante la futura España soñada por Zapatero: la españa federal, cuarteada; la de los diversos idiomas, enseñanzas, leyes y gobiernos; la de las desigualdades económicas y de los dicesiete ejércitos; pero, sobre todo, aquella en la que destacarán dos de ellas, adivinenlo. Tendrán más privilegios, más prebendas; serán más insolidarias y estarán dominadas por aberzales y ezquerra democrática. ¿Ya saben a las que me refieron, no? Sigamos haciéndole el caldo gordo a nuestro Presidente, continuemos perdonándole sus errores, aceptemos sus marrullerías, para que así ,con la inapreciable ayuda de las izquierdas progresistas, los arribistas de turno, los okupas y toda la pléyade de antisistema y antiglobalización que nos invade, acaben saliéndose con la suya y nos lleven de la mano al nuevo paraiso del proletariado, siguiendo las normas de aquellos que arruinaron a media Europa y contruyeron el muro de Berlín –que si los alemanes consiguieron derribarlo parece que ahora se comienza a reconstituir en los Pirineos –.

El pueblo español no reacciona, permanece aletargado dejando que los acontecimientos fluyan sin parecer enterarse del peligro que le acecha. En este país de miserias se pretende resucitar los fantasmas de la guerra civil, glorificar a la II República, desenterrar a los muertos y con ellos los odios y las revanchas emanadas de aquella contienda. Mal camino, a criterio de los que creemos que la historia es una inmensa rueda que gira incesantemente en el espacio intemporal y que, fatalmente, se repite una y otra vez. Nada nuevo hay bajo el sol, y haríamos bien los españoles en despertar a la realidad antes de que sea tarde, para poner remedio a este dislate al que nos conducen los enemigos de nuestra patria. La democracia todavía es débil en nuestro país y es posible que, si tanto se la maltrata, acabe por ceder al totalitarismo de aquellos que no han sabido digerir las enseñanzas de las últimas etapas del comunismo y de su fracaso.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris