Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Otegi: ‘mosca cojonera’

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 17 de enero de 2007, 10:43 h (CET)
“Lo verdadero es demasiado sencillo – en palabras de George Sand -- pero siempre se llega a ello por lo más complicado”. Y es que a estas alturas de la película, Batasuna sigue sin condenar el acto terrorista; aunque a su vocero oficial le faltó tiempo, en la rueda de prensa posterior al atentado, para pedir serenidad y responsabilidad. Eso sí, dejó constancia de la solidaridad de Batasuna “con las personas afectadas en el atentado”. Si alguien no alcanza a entender qué es la hipocresía, ahí hay un claro ejemplo.

Según Arnaldo Otegi, la izquierda abertzale quiere “compartir la preocupación con los ciudadanos de Euskal Herria y del Estado español”. Ahí es nada, profesionales de la algarada y del desorden repartiendo palomas de la paz al prójimo, como si estos últimos cuarenta años hubieran supuesto un altar de gozo, armonía y tranquilidad. Compartir la preocupación de los ciudadanos supone abandonar la violencia, la extorsión, el tiro en la nuca, la bomba-lapa… ¡Así de sencillo! Lo demás son ganas de incordiar y adornar el crimen a traición.

Nunca entenderé lo que Otegi llama “alcance político”. Según él la ‘siniestra’ abertzale llevaba meses insistiendo en que “la oportunidad de soluciones al conflicto pasaba por el no bloqueo institucional”. En un Estado de Derecho tales afirmaciones alcanzan el esperpento; como si el Estado tuviera la obligación de ponerse a los pies de los violentos y arrinconar las herramientas de la democracia y la Justicia.

Sus reflexiones políticas son de chiste sin recorrido: Harto de hablar de ‘bloqueo’, resulta que para la siniestra abertzale “el proceso no estaba roto” tras el atentado. Una explosión de envergadura, dos trabajadores muertos y nos sale con que el proceso sigue adelante. Pocas veces la ignorancia alcanzó tal grado de estupidez. La misma que el presidente ha demostrado con reiteración durante su denostado ‘proceso de paz’. De ahí que, como presidente y político, se haya coronado con la aureola de la sospecha, la mentira y la ingratitud. “Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”.

Para Arnaldo Otegi solo hay un responsable de todo: el Gobierno español. Pero tendrá que pasar mucho tiempo para que haya un intento de esperpento como el acontecido. Hasta ‘Pepiño’ descarta que el Gobierno lo intente a corto y medio plazo. Lo que sí debe preocuparnos son planteamientos como el de ERC respeto a que se volverán a dar las condiciones para intentar un fin dialogado de la violencia; el convencimiento de la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, respecto a la continuidad del trabajo de Ahotsak; además del deseo de ETA-Batasuna, según Otegi, de “no romper puentes de diálogo político”.

El Gobierno sigue con las posaderas al aire. Las revelaciones de ETA-Batasuna están en fase inicial. Otegi seguirá ‘tirando de la manta’. En términos vulgares su consigna es convertirse en ‘mosca cojonera’ del Gobierno y no callarse ni debajo del agua. De momento, una perla: “…hay que recordar que la oportunidad que se abrió con el alto el fuego se debió a que durante años hubo un puente abierto, (…), entre el Partido Socialista y la izquierda abertzale".

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris