Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Iglesia Pobre: la revolución pacífica en marcha

Antonio Canaves
Redacción
martes, 16 de enero de 2007, 20:43 h (CET)
Para el cristiano de Cristo la revolución pacifica comienza en cada acto de la vida, en el día a día. Para muchos pueden parecer actos insignificantes, pero que a escala global tienen una repercusión de enorme magnitud. No hay ningún movimiento solidario potencialmente tan numeroso y efectivo como este, que engloba a toda la población mundial trabajadora. Esta es una pequeña muestra.

Como premisa, debemos comprender, que la ley del mercado funciona en base a la ley de la oferta y la demanda: si hay mucho de algo, su precio es barato; si hay poco, su precio es caro “No es lo mismo que se presenten 10 trabajadores para un puesto de trabajo; que un solo trabajador para 10 ofertas de trabajo” En el primer caso, el empresario será el que pondrá las condiciones; en el segundo, el trabajador podrá elegir el trabajo que mas le guste y mejor pagado. Los pobres los obreros deben entender con ello, que cuantos menos hijos traigan al mundo, mejores condiciones laborales tendrán, ya que faltara de mano de obra en el futuro. Pero mientras eso llega, podemos hacer otras cosas: No hacer horas extras; lo que obligaría a los empresarios a contratar a más gente para hacer el mismo trabajo. Las horas extras representan el 20% del tiempo trabajado, por lo que prácticamente se elimina el paró. De todos es sabido que el capitalismo necesita de un remanente mínimo de un 10% de paro para tener siempre mano de obra barata disponible. Cada hora extra que hacemos (contabilizando que las cobremos a mil pts.) es un potencial puesto de trabajo y dinero que le restamos a los parados y sin trabajo. Con esta acción, si dejamos de hacer una hora extra cada día, es como si hiciéramos un acto solidario de un mínimo de 250.000 pts al año, ofertadas en puestos vacantes de trabajo…De 500.000 pts, si son dos horas extra menos cada día…De 750.000 pts, si dejamos de trabajar el sábado por la mañana…De 1.000.000 pts, si no trabajamos todo el sábado…Dejando de trabajar los domingos asciende al 1.500.000 pts…Viendo estas cifras se puede concluir que: No hay nadie tan solidario como un obrero cristiano o con conciencia, y sin ningún acto de limosneo.

No hay mejor forma de poner la soga al cuello de los compañeros obreros, que realizando horas extra. Es como si los trabajadores tuviéramos a nuestra disposición un sindicato o Ong que sin estar organizada tuviera capacidad para acabar con el paro obrero

Otros efectos adversos de la realización de horas extras es que: se estancan los salarios…Debido a la reiteración de su práctica, se abarata su precio, y se le quita su cualidad de hora extraordinaria, para convertirse en hora ordinaria… Restas tiempo a tus actividades familiares, de ocio y creativas, con lo que el trabajo, pasa a ser un fin y no un medio.

En caso contrario, si nadie realiza horas extra, estas multiplicaran su valor. Consiguiendo en casos excepcionales, en un par de horas hacer más dinero, del que ahora se necesitan varios días. Ello también obligaría al empresario a organizar mejor el trabajo. Ya que en la actualidad, solucionan su incapacidad organizativa y productiva dentro del horario laboral, con las horas extra realizadas por los trabajadores fuera de su horario.

La incapacidad de los sindicatos para entender el problema de las horas extras, viene marcada por su tendencia doblegarse a los intereses del libre mercado: División del carácter reivindicativo en infinidad de gremios y sectores, a fin de no hacer causa común “divide y vencerás”. Cada gremio que se las apañe como pueda…El control de la efectividad de la huelga, a través de la concertación de los servicios mínimos, a fin de que la huelga pierda toda su eficacia como medida de presión sobre las empresas y la administración…La perdida del espíritu participativo y reivindicativo de la huelga, dotando de las mejoras conseguidas a través de la huelga, tanto a quien participa en ellas, como a quien no…En cualquier caso, hay que tener presente, que en la historia de los estatutos del trabajador y las reivindicaciones sociales, ha ejercido más fuerza para la firma de las mejoras: el descenso de la natalidad, que todas las huelgas y mesas de negociación. Así, en economía, se da una formula matemática: a menor natalidad en un país, mayor aumento de la calidad de vida de sus habitantes; a mayor natalidad, mayor precariedad de sus habitantes. Ánimos amigos obreros; Jesús de Nazareth fue un obrero carpintero, murió crucificado por predicar el amor al prójimo, no su explotación para enriquecer a los ricos.

Atte.

Un obrero de Iglesia Pobre.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris